Troubleshooting: guía de resolución de problemas de hardware – Parte 3/4

Tras ver los códigos P.O.S.T., paso directamente a listar algunos síntomas típicos que suelen ser bastante frecuentes. Casos donde el diagnóstico puede ser muy sencillo y no necesita de una investigación más profunda. Así, podrás usar este artículo como una guía para tratar de solucionar ese problema que le está sucediendo a tu equipo.

No obstante, si no resulta tener solución con la información presente, puedes pasar a la última parte (4/4) donde mostraré otro método infalible para localizar el problema y solventarlo, sea cual sea, ya que podrás ir investigando de forma ordenada para afinar aún más…

ÍNDICE:

Herramientas recomendadas

kit de herramientas ifixit

Para comenzar a realizar el diagnóstico de los problemas y las reparaciones básicas, deberías contar con todo lo necesario para que el diagnóstico según los síntomas sea más sencillo y seguro.

Herramientas físicas

Con un kit de herramientas esenciales con:

  • Pulsera/muñequera antiestática, y toallitas antiestáticas: para no dañar los componentes sensibles a EDS.
  • Guantes con aislamiento eléctrico por seguridad: para manipular componentes que puedan dar descargas, especialmente la PSU.
  • Destornilladores (plano, tipo Philips, Trox, y un set de precisión): para poder desmontar o retirar partes.
  • Pilas CR2032: recambio para la CMOS.
  • Multímetro o polímetro: para realizar pruebas del voltaje que llega a ciertos componentes o de los cables de la PSU.
  • Pinzas retiradoras de piezas y/o extractor de chips: para retirar partes pequeñas con mayor precisión.
  • Cutter o bisturí: para cortar.
  • Linterna LED y lupa: para poder inspeccionar ciertas zonas menos accesibles, pequeñas u oscuras.
  • Spray limpiador de aire comprimido y/o brocha: para limpiar disipadores, ventiladores, teclados, etc.
  • Adaptador o cargador universal para portátiles: para probar si la alimentación en portátiles está bien.
  • Alicates de punta: para sujetar partes complicadas.
  • Organizador de tornillos: te puede ayudar a mantener un orden, no perder los tornillos, e incluso ordenarlos para luego saber dónde iba cada uno.
  • Otras opcionales (para técnicos profesionales): llaves Allen, soldador/desoldador (con soldadura con núcleo de resina), mini aspiradora, máquina de reballing (con accesorios y diferentes plantillas), tarjeta P.O.S.T. para test de diagnóstico, tester para cables/redes, seguridad contra descargas electrostáticas o ESD, cortacables, pelacables, crimpadora, cámara termográfica, etc.

Puedes encontrar muchos kits completos en tiendas como iFixit, y otras especializadas…

Herramientas de software

En cuanto a herramientas de software que te pueden ayudar a comprobar ciertos síntomas o diagnosticar los problemas de hardware:

  • Memtest86+: para testar la memoria RAM.
  • CrystalDiskInfo, HDD Health, GNOME Disk Utility, smartctl, nvme-cli, HD Tune,…: para testar discos duros mediante S.M.A.R.T.
  • fsck, chkdisk, Gparted, parted,…: para comprobar el FS, tabla de particiones, sector de arranque, particiones, etc.
  • Hot CPU Tester, CPU-X, CPU-Z, Prime95, MPrime, CPUBurn: para testar la CPU.
  • Unigine, 3DMark, Furmark,…: para pruebas de estabilidad de la GPU.
  • JScreenFix: para solucionar problemas de pantalla.
  • ping, tracerout, netstat,…: herramientas para probar la red.
  • HardInfo, AIDA64, CheckBox, lshw…: para información en general del hardware.
  • Clonezilla, Rescatux, SystemRescueCD, Trinity Recue Kit, Ultimate Boot CD, Hiren’s BootCD, GParted Live, Helix, Inquisitor,… : discos booteables o Lives con herramientas para diagnosis y reparación.

Síntomas que pueden ayudar con el diagnóstico y la reparación

reparación

Además de los posibles mensajes o códigos que puedan lanzar, también puede haber momentos en los que no haya mensajes, sino simplemente síntomas. Éstos también te pueden ayudar en el diagnóstico y reparación:

Mi equipo se bloquea o funciona de forma extraña

Reinicia. Si no se soluciona, intenta comprobar los procesos en segundo plano que consumen más recursos o posibles infecciones de malware. Otra posibilidad podría deberse a throttling de tu CPU por temperatura elevada, deterioro del sistema operativo o FS, etc.

En caso de mostrar un Kernel Panic, BSOD, o volcado de memoria, es muy probable que sea problemas con la memoria RAM.

No enciende

Si no hay sonido de ventiladores, ni LEDs envendidos, comprueba los si los cables están bien conectados, si hay suministro eléctrico en tu hogar/oficina, si el botón de encendido está encendido, si el cable de alimentación está en buen estado, o si la batería está bien (en portátiles). En caso de que todo esté OK, puede ser un problema de la PSU, o de la placa base si los voltajes que da son correctos.

Existe un truco para probar si funciona la PSU si no la puedes conectar a la placa base, y es puentear el único cable verde del conector de la placa base ATX/EATX con cualquiera de los dos cables negros que tiene a su lado. Eso hará que el ventilador de la PSU se ponga en marcha.

En caso de ser u portátil, deberías comprobar el voltaje que suministra la batería, o si con el adaptador funciona. Si funciona con el adaptador, y no con la batería (pese a que no debería estar agotada), puede que haya llegado a su fin y debas sustituirla (con un multímetro puedes comprobar el voltaje en sus terminales, y ver si se corresponde con las especificaciones del fabricante). En caso de ser un problema del adaptador, te recomendaría probar con otro compatible…

En los portátiles, también podría ser la button board, es decir, la placa donde va el botón de encendido y que le envía la señal a la placa base al pulsarla. Es frecuente que se estropee y tenga que sustituirse. En algunos casos se puede apreciar problemas muy evidentes cuando el botón está hundido.

Arranca, pero no inicia el sistema

Un síntoma de que algo ha fallado durante el P.O.S.T. Por tanto, deberías observar si hay algún mensaje en pantalla sobre algún componente que haya dado error o si has escuchado una secuencia de beeps al inicio que estén indicando el fallo. Generalmente suele ser un problema frecuente del HDD/SSD.

Si has instalado otro sistema operativo recientemente, entonces puede que el segundo sistema instalado haya sobrescrito el bootloader del anterior y no arranque. Es frecuente cuando se instala una distro Linux, u otro sistema operativo, y luego se instala Windows en para crear un dual-boot. Eso es porque el gestor de arranque de Windows tiene la «mala costumbre» de sobreescribir en el sector de arranque. Lo ideal es instalar primero Windows y luego el otro sistema operativo. Pero, si no lo hiciste así, deberías reparar GRUB o LILO.

Bloqueos, reinicios inesperados, lentitud

Pueden ser múltiples problemas. Pero puedes comenzar por comprobar si tienes algún tipo de malware. En caso negativo, puedes realizar un test de tu RAM y comprobar el estado de salud de tu disco duro (véase S.M.A.R.T.). Si eso es correcto, comprueba la temperatura y si está entre los márgenes correctos. Si son correctos y has realizado OC, entonces deberías realizar pruebas de estrés para evaluar la estabilidad tu CPU. Comprueba si los controladores de la GPU son la última versión, si no lo son, actualiza, y si lo son, haz un test de estabilidad también a tu GPU, ya que ésta también puede generar bloqueos…

También se están dando algunos problemas de bloqueos o inestabilidad en algunos sistemas con dos tarjetas gráficas, una GPU dedicada y la iGPU o integrada. En esos casos, podría haber conflictos entre sus controladores. Pero siempre puedes deshabilitar la iGPU desde el BIOS/UEFI.

Si el problema sucede cuando el sistema está sometido a alta carga de trabajo, podría deberse a problemas de sobrecalentamiento de la CPU/GPU, memoria insuficiente, o procesos intrusos (malware) en segundo plano que estén restando recursos a otros procesos…

Bucle de reinicios

Si tu equipo se reinicia una y otra vez y no deja iniciar sesión en el sistema operativo, primero comprueba si se puede acceder en Safe Mode o modo seguro. En caso de que se pueda y los reinicios cesen, entonces será un problema de arranque del sistema operativo.

Pero, si no se soluciona, con total seguridad, será un problema de hardware. Lo más probable es que sea un problema con la memoria RAM, que está impidiendo que el kernel cargue en esta memoria principal.

El sistema no reconoce toda la RAM instalada o no se está usando una porción

Comprueba que tu sistema operativo soporta toda la cantidad de RAM que has instalado, especialmente si es un sistema de 32-bit y no tiene PAE. Si está soportada, comprueba que los módulos están soportados por tu placa base/chipset, y que estén en buen estado.

Ventiladores giran a altas RPM

Si el equipo no lleva suficiente tiempo encendido como para motivar la aceleración de los ventiladores, o si la temperatura es baja, entonces es probable que la placa base no tenga soporte para el control dinámico de giro. En caso de que no sea eso, lo siguiente es comprobar si existe algún problema con ACPI, y si todo está OK, asegúrate de que no se trata de un malware (p.e.: botnet).

No aparece nada en la pantalla

pantalla negra

Comprueba que el monitor está encendido, luego comprueba los cables de alimentación y datos del monitor. Si todo está correcto, quita otros monitores si tienes multipantalla y comprueba una a una. En caso de que no obtengas resultado, comprueba si el monitor funciona (puedes variar la configuración y acceder a su menú  para ver si muestra imagen). Si no funciona, es la pantalla, pero si lo hace, probablemente sea la GPU.

El monitor se torna en negro tras unos segundos del inicio

Suele ser un problema de ajustes gráficos de tu monitor. Prueba a configurar 16-bit en vez de 32-bit y ver si se soluciona el problema.

La pantalla está muy oscura

Si parece mostrar imagen, pero está muy oscura. Es probable que sea un problema del inverter (inversor) del portátil. Este circuito se encarga de generar altos voltajes para alimentar la lámpara de las pantallas LCD (backlight).

Las lámparas de retroiluminación también podrían estar causando ese problema, si se han desconectado del conector que las alimenta, o si se han roto.

Enciende pero no inicia

Comprueba que la prioridad de arranque es la correcta en el BIOS/UEFI. A veces, cuando se da prioridad a los medios USB, puede que no arranque si tienes un dispositivo USB conectado durante el arranque. Si no es eso, tal vez la partición de arranque o el sistema operativo tenga algún tipo de problema.

Escucho unos sonidos extraños durante el funcionamiento

Puede ser por el ventilador, que esté rozando con algo o tenga demasiada suciedad. Es fácil identificar si el ruido proviene de él o no. En caso de que sea el causante, prueba a limpiarlo.

Si no fuera el ventilador, lo otro que suele hacer ruidos extraños es el HDD. Si notas sonidos metálicos o el disco duro suena demasiado cuando gira, entonces puede estar indicando que está llegando a su fin. Ya sea por roce de cabezales rotos, problemas con el motor de giro, etc. Haz una copia de tus datos rápidamente y sustituye el componente…

El teclado y/o ratón no responden

Lo primero es comprobar que tienen batería en caso de que sean modelos inalámbricos. Lo más probable es que se haya agotado y por eso no respondan.

Asegúrate de que el teclado/ratón estén bien conectados. Desconecta y vuelve a conectar en otro puerto si es posible para comprobar que no sea algo del puerto. Prueba con otro ratón/teclado que tengas a mano, y si funcionan, entonces es un problema de tu ratón/teclado habitual. Si tampoco funcionan, puede ser un problema del controlador.

Algunas teclas no responden o hay que ejercer más presión

Es un síntoma habitual de uso de los teclados, especialmente si se ha hecho un uso intensivo de ellos. Las teclas dejan de responder intermitentemente, se necesita más presión para accionarlas, o dejan de responder. En algunos teclados es posible sustituir el mecanismo de la tecla, aunque generalmente no suele compensar y se terminan sustituyendo por otro teclado.

En caso de que haya sido tras derramar algún líquido sobre el teclado, mira el siguiente punto. A veces, cuando los líquidos espesos se solidifican, pueden quedar pegajosos o dificultar el accionamiento de la tecla.

Se me ha derramado un líquido sobre el teclado

Es probable que se te haya derramado algún líquido sobre el teclado. Si éste estaba apagado, es probable que los daños sean mínimos. Pero si estaba encendido, apaga inmediatamente, ya que el líquido podría haber generado algún problema en los circuitos. Por eso, es importante que cuando un dispositivo electrónico se moja, no se debe encender para comprobar si sigue funcionando. Hay que esperar a que se seque.

Si el líquido ha sido agua, espera a que se seque. Primero retira el líquido del exterior con algún paño. No uses el aire de un secador ni cosas parecidas. Mejor deja que se seque de forma natural. Puedes acelerar el proceso usando trucos como un deshumidifcador para acelerar el proceso, el del arroz o el del alcohol, aunque no es imprescindible.

En caso de ser un líquido como el café, leche, zumos, chocolate, etc., dejarán un residuo. En esos casos, algunos aconsejan limpiar las teclas (si se pueden desmontar) en agua destilada y a temperatura ambiente.

No se escucha nada o hay ruidos extraños

Si has arrancado el sistema, todo parece estar bien, pero no puedes escuchar audio, entonces puede tener varias causas. Primero comprueba que los altavoces/auriculares están bien conectados. Si es así, comprueba que están encendidos y que el volumen no está a 0 (y la configuración de audio del sistema operativo, y si estás escuchando sonidos del sistema pero no en la app de reproducciñon, comprueba la propia configuración de la app). Si todo eso es correcto, comprueba los controladores de audio. Y si están instalados debidamenet, es probable que sea un problema de hardware. Prueba con otros auriculares/altavoces, y si tampoco funcionan, será algo de la tarjeta de sonido. En caso contrario sería los propios altavoces/auriculares.

Cada vez que reinicio o enciendo el sistema, la hora se cambia

En ese caso, lo más probable es que la batería de CR2032 que mantiene el RTC del CMOS esté agotada. Sustituye esta pila que se encuentra en la placa base.

También podría mostrarse directamente un mensaje de error tipo CMOS Battery Low, Error 161, System Hardware Does Not Match CMOS Configuration, etc.

Cambio la pila de la CMOS y se agota muy rápido

Si has cambiado la pila de la CMOS y se agota con facilidad (suele durar entre 3 y 5 años), entonces es probable que haya algún contacto con algún elemento metálico que esté ayudando a la descarga. Comprueba que no lo haya, si no lo hay, puede que sea problema de la placa base.

No puedo acceder al BIOS/UEFI porque me pide contraseña

Si estás intentando acceder a la Setup y te pide contraseña, pero la has olvidado, entonces deberás resetear la memoria de la CMOS. Eso eliminará la configuración y se dejará la que viene por defecto de fábrica, pero también eliminará la contraseña. Para ello, se puede retirar la pila durante unos minutos o usar el jumper para borrar (Clear CMOS) de tu placa base.

No se reconoce un componente

Si es un componente antiguo que ha dejado de funcionar repentinamente, entonces es probable que haya suciedad o esté mal conectado. Trata de retirar el componente, limpiar y volver a insertar. Si no funciona, podría ser un problema del propio componente.

Si es un componente nuevo que has agregado, observa si admite conexión en caliente (PnP). Si es así, puede que se trata de un problema de incompatibilidad con total seguridad. En caso de que sea compatible, podría ser otras causas como un componente defectuoso, que la interfaz esté dañada, mala conexión. etc.

Si no admite conexión en caliente, deberás hacerla en frío, es decir, se necesitará apagar y reiniciar el sistema para que lo reconozca. Cuidado con esto porque es un problema muy común.

En algunos casos extraños, podría deberse a problemas con la conductividad de la interfaz donde va insertado el componente. Por ejemplo, algunos módulos RAM al insertarse en los DIMM, o algunas tarjetas gráficas en la ranura PCIe, podrían no funcionar bien. Prueba a pasar una goma de borrar (normal y corriente) sobre los contactos de la tarjeta y prueba nuevamente a insertarla…

Puerto USB disfuncional: no reconoce un dispositivo

Si has conectado un dispositivo a un puerto USB no lo reconoce, intenta estas soluciones por este orden, para ir descartando:

  1. Comprueba que está bien conectado, y que no ha quedado parcialmente fuera del puerto.
  2. Reinicia el sistema operativo, esto soluciona muchos problemas con los controladores.
  3. Reinstala el controlador USB.
  4. Asegúrate de que la Autosuspensión USB no está habilitada. (p.e.: en Linux puedes ver /sys/module/usbcore/parameters/autosuspend)
  5. Comprueba el cable o conector USB, puede que esté mal.
  6. Si nada de lo anterior funciona, puede ser un problema del dispositivo. Prueba con otro dispositivo diferente para ver si funciona.
  7. En caso negativo, es probable que sea el puerto USB. Intenta en otro puerto USB diferente.
  8. Si tampoco funciona, podría ser problema del controlador USB de la placa base.

Tras un overclocking no arranca o es inestable

Podría ser inestabilidad debida a que necesita subir algo el voltaje de la CPU, o que se necesita reducir el nivel de OC (hacer un underclocking). También podría ser problemas de sobrecalentamiento.

Al actualizar, o sustituir un componente, deja de funcionar

Si has sustituido un componente problemático o lo has actualizado por otro mejor, es probable que algo no vaya bien en el sistema. Por ejemplo, imagina que has cambiado la tarjeta gráfica y ahora algunas aplicaciones no funcionan, el rendimiento es peor, o la imagen se ve mal, LA resolución ha cambiado, etc. Lo más probable es que sea simplemente una rotura de vínculo entre hardware-controlador, así que, instala el controlador adecuado para el nuevo componente.

Si ya lo habías hecho, intenta ajustar las configuraciones. Puede que se hayan modificado por el cambio.

Se ven cosas raras en la pantalla o la pantalla hace cosas extrañas

Primero, comprueba que las conexiones del monitor están bien. En caso de ser un antiguo CRT, también deberías comprobar si hay algún altavoz o fuente magnética cercana, ya que eso produce colores extraños y deformidades en algunas zonas de la pantalla.

glitches, artefactos, reparación

Si ves artefactos en la pantalla (glitches), es decir, una especie de recuadros o trazos en la pantalla, entonces puede ser un síntoma de que la GPU está fallando en el procesamiento de los polígonos, lo que demuestra que está fallando la gráfica y deberías sustituirla (si has practicado OC, vuelve atrás y comprueba si eso soluciona el problema antes de cambiarla).

Otra posibilidad es que notes que los ventiladores de la GPU están funcionando a pleno rendimiento. Es posible que sea por una temperatura demasiado elevada. Comprueba la lectura del sensor de la GPU. Si son muy elevados, intenta bajar la carga de trabajo del sistema, apaga el equipo y limpia los ventiladores si están sucios. En caso de que se dispare la temperatura independientemente de la carga, entonces es probable que tengas que sustituir la gráfica.

Líneas verticales reparación

Si lo que ves son líneas horizontales o verticales en tu pantalla, entonces lo más probable es que el problema sea del panel LCD/LED/TFT, y no de la GPU. Los problemas de este tipo de pantallas suelen generar frecuentemente este tipo de imágenes.

Veo puntos negros en la pantalla

pixel muerto

Si tienes un monitor digital y ves que aparecen puntos negros (o de color) que no son suciedad, puede que sea un defecto bastante conocido en las mallas de píxeles de este tipo de paneles. Ya sabes que una pantalla FullHD, por ejemplo, tiene 1920x1080px, es decir, 2073600 píxeles repartidos en 1920 filas horizontales y 1080 columnas verticales. 

Algunos de ellos podrían estar fallando y generando ese problema mal conocido como pixel muerto. También puede ocurrir que haya uno o varios sub-píxeles muertos, lo que produciría que se vean colores. Por ejemplo, cada pixel tiene LEDs rojo/verde/azul, así que puede aparecer algún color constante. Por ejemplo, si se ha estropeado el color azul, la mezcla de rojo+verde forman amarillo, por lo que podría quedarse en ese color.

No son problemas graves, y la pantalla podrá seguir funcionando correctamente, pero pueden ser molestos. Si está realmente muerto, no se podrá recuperar, pero sí se puede en otros casos como en el de los píxeles atascados.

Para intentar reparar un píxel atascado:

  1. Limpia la pantalla para asegurarte de que no es suciedad. Si no lo es, sigue los siguientes pasos…
  2. Establece un fondo de pantalla monocolor a pantalla completa. Mejor si es de colores vivos para que genere más contraste con los píxeles apagados o en negro. Mientras que si está en algún color, puedes usar un fondo completamente negro para hacerlos destacar. Simplemente es cuestión de que destaquen y comprobar que realmente se trata de eso.
  3. Apaga tu monitor desenchufándolo o retirando la batería del portail. Déjalo así 24h. Eso podría solcuionar el problema si se debe a un exceso de uso.
  4. En caso contrario, prueba un softwre de fijación de pantalla. Este tipo de programas tienen funciones para reparar este tipo de problemas usando una serie de colores en la zona afectada para tratar de «despertar» ese pixel.
    1. Ve a esta web (si estás en un dispositivo móvil, puedes usar esta app para Android , aunque la web que te indico vale para PCs, móviles y televisores)
    2. Pulsa el botón Launch JScreenFix
    3. Ahora arrastra el recuadro sobre el área de tu monitor afectada.
    4. Déjalo actuar unos 10 min.
  5. Si no ha funcionado, prueba a frotar la pantalla en la zona afectada. No ejerzas demasiada presión o pueden dañarse otros píxeles de la zona. Por eso, solo lo debes hacer como último recurso. Tan solo tienes que apagar la pantalla, y con un paño o trapo de algodón humedecído levemente, frotar con el dedo aplicando una presión suave.
  6. En caso de que tampoco funcione, estarás ante un píxel muerto. En ese caso, tendrás que aguantar con este problema hasta que decidas cambiar el monitor…

Problemas de redes (no conecta)

Redes en Europa (mapa)

Lo primero, si la red funciona pero va lenta, entonces podría ser un problema de saturación. Comprueba antes que no existen demasiadas apps o dispositivos conectados simultáneamente que estén agotando el ancho de banda. Si tienes una VPN activa, también podría estar causando estos problemas de rendimiento.

Cuando has instalado el sistema operativo, tras alguna actualización, o cambio de algún adaptador de red, asegúrate de que has instalado los controladores. Es muy frecuente que la red no funcione por eso. En Linux, por ejemplo, suele ser frecuente los problemas con tarjetas de red con chips Broadcom.

Si no tienes conexión a Internet, o red, primero debes comprobar que no es una incidencia de tu proveedor. Intenta conectarte con otro dispositivo para ver si se puede establecer conectividad. En caso contrario, podría ser problema del modem/reouter. Comprueba que esté encendido y los LEDs de estado estén OK. Intenta reiniciar el modem/router también, a veces eso puede funcionar.

En caso de que sea conexión WiFi, comprueba que el dispositivo conectado lo tiene activo. Y si es por cable, que el cable esté en buen estado y bien conectado. Si todo está correcto, lo siguiente es comprobar la configuración de red de tu sistema operativo (DNS, DHCP, conflictos IP,…), especialmente si tienes configurado un cortafuegos, ya que podría estar limitando el acceso.

Si has estado modificando la configuración de red, intenta volver atrás. Si no es así, comprueba que tampoco estás afectado por un malware. Además, también sería interesante determinar si el problema sucedió tras una actualización, ya que podría ser eso.

En caso de que todo esté correcto y no se pueda establecer la conexión en ningún dispositivo y el problema persista, entonces podría ser un problema del router/modem

La impresora/escáner/multifunción/fax no funciona

Si es una impresora recién instalada, asegúrate de que sabes cómo funciona, que has conectado adecuadamente la impresora/multifunción/escáner/fax (especialmente si es en red), que los controladores están instalados, y que está bien configurada.

En Linux suele haber problema con algunos modelos de Canon y Lexmark. Puedes comprobar los modelos soportados aquí.

Si todo eso está OK, o es un equipo más antiguo, es probable que el problema esté en este periférico:

  1. Comprueba que el equipo esté encendido.
  2. Observa el estado de los consumibles (cartucho de tinta/tóner, y papel). Es un problema muy común cuando la cola de impresión se detiene.
  3. Es probable que esté indicando que falta papel o tinta y que no sea así. En este caso:
    • Comprueba que los cabezales no están sucios.
    • ¿Están bien puestos los consumibles y la bandeja de entrada o la puerta bien cerrada?
    • Si son consumibles nuevos, que sean compatibles.
    • En caso de ser compatibles (no originales), es probable que sea un problema de reconocimiento debido al chip/banda que suelen tener estos consumibles. Incluso venden chips para sustituirlos o aparatos para resetearlos. Si quieres evitar estos problemas, usa consumibles originales o compatibles que sean de mejor calidad.
  4. También debes comprobar que no hay un atasco de papel, y que los rodillos están en buen estado. Frecuentemente se suelen atascar cuando el papel no es el adecuado, tiene esquinas dobladas o está arrugado, o no está bien alineado cuando se inserta en la bandeja de entrada (alimentador de hojas).
  5. Verifica que la conexión no tiene ningún problema.
    • Cable: comprueba que el cable está bien conectado, que los conectores no están sucios y están en buen estado, prueba con otro cable USB.
    • Red: comprueba que no estás conectado a una VPN, ya que eso podría generar problemas en la conexión.
      • RJ-45: comprueba el estado de la red, que el cable está bien conectado, y que el cable tiene tiene conductividad.
      • WiFi: verifica el estado de la red inalámbrica y que el dispositivo esté conectado a la red adecuada. Podría ocurrir también que:
        • En caso de que estés intentando imprimir desde un dispositivo móvil, asegúrate de que es compatible con AirPrint y que está en la misma red y no está usando los datos. Solo si tienes la impresora configurada como un recurso de red accesible remotamente desde cualquier lugar, podría imprimir desde fuera de red. Por ejemplo, las compatibles con Google Cloud Printer.
        • Que la impresión tarde demasiado. En tal caso,
  6. Si aparece un mensaje de error, te puede aportar pistas de lo que ocurre. Si no es un mensaje descriptivo, puedes buscar el código en el manual del equipo.
  7. Si funciona de forma parcial o anómala, podría ocurrir:
    • El papel aparece con manchas o rayas:
      • Si has cambiado de papel, asegúrate de que es compatible con tu impresora.
      • Puede deberse a problemas con los consumibles, tanto en el cartucho o en el tóner. Es probable que debas limpiar o sustituir el cartucho/tóner.
      • Alinea los cabezales o calibra tu impresora desde los ajustes.
      • Verifica que el rodillo fusor, o el film, o los cabezales de los cartuchos no están sucios o dañados.
    • Áreas sin imprimir o zonas con colores más intensos que otras: suele ocurrir en la impresora láser/LED, y se debe a una raspadura o defecto en el tambor fotoreceptor. También podría ser una acumulación de polvo en el rodillo de fundición. Es probable que la almohadilla de limpieza del tambor esté demasiado sucia ya.
    • Impresión con colores extraños: si no consigues los colores que deberían tener o algunas partes en un color determinado no aparecen, lo más seguro es que se haya agotado uno o más colores.
    • Impresión en gris o fondo gris: puede que sea porque el tambor fotoreceptor de la impresora haya llegado a su fin y comienza a sostener menos carga, lo que causa que en vez de color negro se quede solo gris por falta de partículas.
    • Línea negra vertical sólida: suele indicar que el tóner se está agotando.
    • Imagen borrosa: puede ser por problemas con el nivel de tinta, por estar configurada en un modo ECO, o por un papel que es de mala calidad, está húmedo, o tiene brillo y no está entre los tolerados por tu impresora.
    • Líneas blancas o borrosas en vertical: puede estar indicando un problema con el corotrón de carga de la impresora, que aplica cargas desiguales. Prueba a limpiarlo antes de sustituirlo, usando un trapo suave y que no suelte pelusas.
    • Devuelve una página en blanco tras la impresión: es habitual que en los documentos haya una hoja final en blanco. Es simplemente eso.
  8. Si solo funcionan algunas partes de un multifunción, lo primero es asegurarse de que el software que controla cada parte está OK. Si así o es, puede que sea problema físico de esa parte.

Se escuchan sonidos extraños o pitidos extraños en los altavoces/auriculares

Comprueba que no hay fuentes de ruido próximas a ellos, como teléfonos móviles, fuentes magńeticas, micoondas, etc. Si no hay nada de eso, comprueba que el cable está bien estirado, ya que los cables enrollados pueden tener efecto bobina.

Otro problema cuando un emisor de sonido se entrecorta o tiene interferencias puede deberse a que el cable está en mal estado y hace contacto intermitente.

La tarjeta de TV no puede sintonizar canales

Si tienes una tarjeta de TV y estás teniendo problemas para sintonizar los canales, puedes leer este artículo.

Mis discos ópticos se deterioran con rapidez

Si tus CD/DVD/BD se deterioran rápidamente, es probable que sea por un mal almacenamiento. Deberían estar almacenados en fundas, para evitar deterioro de su superficie. Además, tienen que almacenarse en un lugar alejado de fuentes de calor, alejados de la luz solar, y con una humedad baja.

Existe un hongo llamado Geotrichum que ataca a las capas de polímero de estos discos y hace que se deterioren. Suele darse en climas tropicales con >30ºC y 90% HR. Se puede usar un algodón y alcohol para limpiar la superficie del disco en movimientos del centro hacia fuera, nunca en círculos.

Así que, almacena los discos en un lugar oscuro, protegidos con sus fundas o carcasas, y  usa deshumidificadores o bolsas de gel de sílice (recuerda renovarlas, ya que se saturan con el tiempo) para la humedad (40-50% HR está bien para estos casos).

Consejos para un servidor

servidor, centro de datos - granja de servidores

Si estás en un datacenter o tienes un servidor empresarial ante ti, la forma de actuar puede ser similar en algunos sentidos a cualquier PC. Pero puede puedes valerte de algunos consejos para diagnosticar mejor lo que le ocurre cuando se dan los síntomas (principalmente de memoria):

  • Anda con pies de plomo: estás trabajando en un entorno en producción y de alta fiabilidad. Por tanto, debes estar muy seguro de lo que haces.
  • Problemas de hardware: al haber mayor redundancia de componentes en este tipo de computadoras, es probable que alguna de las máquinas virtuales esté dando problemas y otras no. Eso no quiere decir que sea problema de esa VM, podría ser algo de hardware, el hardware sobre el que se está ejecutando ese recurso virtualizado concreto. Podrías comenzar a iniciar las VMs en un orden diferente para ver si la máquina que da problemas cambia. Si es así, sería un problema con el hardware subyacente. En caso de que siga fallando la misma, sería problema de la VM. Es algo que funciona muy bien cuando la memoria es la culpable. No obstante, podría haber casos en los que siga fallando la misma VM y sea problema de hardware, ya que si tiene una proporción grande de memoria virtual asignada, puede que siga usando los mismos módulos RAM pese a haber cambiado el orden de inicio, por tanto, seguirá fallando.
  • Problemas intermitentes: si no siempre se limitan a una VM específica o si son intermitentes según la asignación de memoria, también puede ser problema de hardware con algún módulo de memoria. Aunque, en estos casos, pueden ser síntomas más difícilmente diagnosticables. Esto se debe a la asignación de memoria dinámica de algunos hipervisores. Es decir, en esos casos, en vez de asignar una determinada cantidad de memoria a la máquina virtual, se especifica la cantidad máxima que puede usar, usando en cada momento solo la que se necesita. Entonces, cuando se requiere poca memoria, la MV funcionaría bien, mientras que cuando necesita expandirse y usa el módulo de memoria problemático, comenzaría a fallar.
    • En esos casos deberías usar herramientas de diagnosis de memoria, como Memtest86+ para descubrir cuál falla. El problema es que esto afectará al funcionamiento habitual del host y que tomará su tiempo al tener ingentes cantidades de memoria que testar. Por eso, se podría desactivar las funciones de memoria dinámica y tratar de aislar el problema de una forma más directa y ejecutar Memtest86+ desde dentro de la VM en vez de desde el host. Luego, deberías reemplazar los módulos defectuosos.
    • En algunos casos se pueden sustituir todos, si es un servidor pequeño, lo que minimiza el tiempo que está fuera de línea, pero implica un mayor coste.
    • Otras veces se va retirando un módulo a la vez y probando si funciona, para dar con el problemático (solo práctico en pequeños servidores, y si solo falla un módulo, ya que si hay varios problemáticos no funcionaría este método).
    • Memtest86+ es siempre una buena opción, ya que algunas veces podría darse un problema de la placa base que parecen imitar a los síntomas de fallos de memoria. Por tanto, sustituir los módulos no lo solventaría.
  • Otros problemas habituales: puede ser frecuente problemas con las configuraciones MP cuando aparece una CPU como que está siempre ocupada, problemas con ECC, que al instalar solo una CPU en una placa multi-socket no inicia si no se ha instalado en el socket primero, problemas con las condiciones ambientales (HR, temperatura), etc.

Isaac

Apasionado de la computación y la tecnología en general. Siempre intentando desaprender para apreHender.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar