Gerald Pfeifer CTO EMEA de SUSE: entrevista exclusiva para AT

Hoy tengo la suerte de compartir con vosotros una de las entrevistas que más llevo esperando. La espera ha merecido la pena, y finalmente ha llegado. Se trata de una entrevista con Dr. Gerald Pfeifer, CTO EMEA de SUSE y Presidente de la Junta de openSUSE. En ella conocerás algunas cosas interesantes sobre esta compañía, sobre el propio Gerald, y también sobre el proyecto openSUSE.

Por eso, te invito a que continúes leyendo la entrevista al completo. Espero que te guste tanto como a mi me ha gustado hacerla…

Architecnología: Siempre comienzo con la misma pregunta: ¿Quién es Gerald Pfeifer? (Por favor, descríbete)

Gerald Pfeifer: Me he dedicado al software libre y al código abierto antes de que se acuñara este último término, todavía hackeo un poco aquí y allá, tengo una formación académica de investigación y enseñanza, soy un divemaster, practico yoga, disfruto uniendo a la gente, de la tecnología y los negocios, y me encanta aprender y compartir todo lo anterior. Me uní a SUSE hace diecisiete años después de haber desempeñado funciones de liderazgo en ingeniería y productos. Actualmente soy CTO en EMEA y apoyo a openSUSE como presidente de su junta directiva, lo que significa que puedo hacer casi todo lo anterior (excepto el buceo y el yoga, tal vez) en el trabajo.

AT: ¿Cuándo y cómo te comenzó a interesar la tecnología?

G.P.: Los libros han sido mi pasión desde que aprendí a leer. Alrededor del octavo grado conseguí mi primer ordenador, y después de jugar un poco aprendí a programar: primero Basic, luego Pascal, C, y C++. Aún en el instituto, escribí una aplicación para la imprenta de mi padre, primero en DOS, luego en Windows 2.x/3.x y 95.

AT: ¿Tienes algún referente? ¿Alguien que te haya inspirado?

G.P.: No hay un «gurú», sino numerosos profesores, amigos, colegas y otros que me han inspirado, motivado y enseñado. Collette, Ralf y Tara son tres nombres que me vienen a la mente de maneras muy diferentes – no todos ellos en IT o en código abierto. Y hay inspiración a nuestro alrededor todo el tiempo – si mantenemos nuestras mentes y sentidos abiertos.

AT: ¿Cuál ha sido el mayor reto al que te has enfrentado como desarrollador? ¿Y cuál el proyecto que más satisfecho te ha dejado?

G.P.: La creación de la aplicación que escribí en el instituto fue especial en el sentido de que tuve que hacer todo por mi cuenta, sin ningún tipo de formación, sólo algunos libros y revistas, ensayo y error, incluso un poco de ingeniería inversa. En el curso de eso, creé bases de datos relacionales, un lenguaje de programación y generador de formularios, y un algoritmo de búsqueda fonética – sin conocer ninguno de esos términos o conceptos en aquel entonces. En términos de software libre, la Colección de Compiladores GNU (GCC), es una de las que más tiempo he dedicado y donde he estado disfrutando de la comunidad y la colaboración. Y luego está openSUSE, que es de lejos el más amplio y diverso de todos los proyectos de código abierto en los que he participado – realmente una rica comunidad y un número de comunidades fuertes dentro de ella.

openSUSE logo

AT: ¿Cómo es la simbiosis (en términos de desarrollo) entre openSUSE y SUSE… ¿Es bidireccional o solo en una dirección?

G.P.: Esta relación es definitivamente bidireccional, o incluso multidireccional, diría yo. Involucra a muchos individuos, comunidades, compañías. Por ejemplo, la versión rolling release de openSUSE Tumbleweed es la precursora de las distribuciones de SUSE Linux Enterprise, mientras que esta última es precursora de la distribución openSUSE Leap. Hay muchas herramientas como el Open Build Service y openQA que ambos comparten, socios como AMD, Arm o IBM que participan en ambos, colegas que usan uno u otro (o ambos). Es realmente una red de conexiones entre y alrededor de openSUSE y SUSE.

AT: Sigo de cerca el proyecto EPI y GAIA-X, para el desarrollo del procesador y la nube europea, y para la no dependencia del Viejo Continente (véase las luchas entre USA vs China). Afortunadamente, nosotros tenemos una mejor situación en el lado del software, con congrades como SUSE, SAP, etc. ¿Cómo ves este problema?

G.P.: El hardware es particularmente complicado, ya que las herramientas y para las fundiciones se necesitan cientos de millones y miles de millones. Arm ha estado abriendo ese dominio con su innovador modelo de negocios, y RISC-V definitivamente es uno de los que hay que vigilar. Aún así, incluso con un diseño en la mano, está la cuestión de cómo producir chips reales. Y ahí Europa parece estar detrás.
En el lado del software, Europa tiene algunos jugadores fuertes, como SAP o SUSE y una creciente cultura de startups, también. Al final, compañías como SUSE son globales, y conozco colegas en todos los continentes al norte de la Antártida.

AT: SUSE está presente en el sector HPC. ¿Estáis trabajando para portar la distro a la arquitectura RISC-V? Creo que openSUSE está también trabajando en un port para RISC-V. ¿Verdad?

G.P.: Sí, se está trabajando en un port para RISC-V. Con openSUSE (y SUSE Linux Enterprise) ya funcionando en un número de arquitecturas y factores de forma diferentes (desde el Raspberry Pi, y similares, hasta las máquinas más grandes que se puedan imaginar), y con todas las herramientas que mencioné anteriormente, añadir nuevas arquitecturas es bastante factible. Aún así es duro, pero no es como empezar de cero.

AT: De hecho, la supercomputadora que va a recibir esta tecnologías primero será Marenostrum del BSC en España. Y SUSE es el sistema operativo de esta máquina. ¿Está trabajando SUSE de forma conjunta para esta futura plataforma de hardware?

G.P.: Por supuesto, la aportación de un usuario tan hábil que se esfuerza por llegar al límite es muy importante para nosotros. Por cierto, ¿has visto que se ha liberado hace unas semanas?

AT: Hay dos cosas que me preocupan especialmente: la eficiencia energética (especialmente en HPC) y la seguridad. ¿Crees que se invierten suficientes recursos para mejorar estos dos aspectos (en el caso de SUSE)?

G.P.: La seguridad tiene muchos aspectos, como la arquitectura de un sistema y sus componentes, la validación de la aplicación real, el examen de las configuraciones predeterminadas y las buenas prácticas, la documentación y las herramientas, las certificaciones formales como el FIPS y los Criterios Comunes y, por supuesto, la seguridad reactiva que se ocupa de las vulnerabilidades/CVEs recientemente encontradas en el hardware o el software. Eso es mucho, y afortunadamente hay un buen número de colegas que trabajan constantemente en todos esos aspectos, tanto para los productos SUSE como para el soporte de openSUSE.

En cuanto a la eficiencia energética, y la eficiencia en general, como la seguridad, no es un tema de una sola marca de verificación. Más bien es un proceso y un esfuerzo continuo en el que estamos constantemente comprometidos, trabajando en la fase inicial, en nuestras propios servicios, y con clientes y socios. Hay muchos enfoques en los que los centros de datos se utilizan para calentar edificios, y campos para el cultivo de verduras y frutas, o donde la energía para hacer funcionar el centro de datos proviene de paneles solares (incluso en el sector financiero altamente regulado). El objetivo general tendrá que ser una combinación de todo: ahorro de energía, mecanismos de refrigeración inteligentes y aprovechamiento del calor creado para que no se convierta en un desperdicio.

AT: Han emergido muchas tecnologías como la nube, realidad virtual/aumentada/mixta, virtualización, contenedores, IA, computación cuántica… ¿Cuál piensas que es el próximo reto para SUSE? ¿Tenéis las miras puestas en alguna tecnología que esté captando especial atención de cara al futuro?

G.P.: La computación cuántica puede llegar a ser más relevante en un momento dado y la blockchain es bastante interesante (overhyed como yo diría). Pero hay algunos proyectos muy valiosos. Por ejemplo, junto con nuestro socio Tymlez, hemos implementado un proyecto de blockchain que reduce el tiempo de tratamiento de los pacientes con apoplejía – donde cada minuto cuenta para la recuperación y para evitar daños severos. Mirando hacia el futuro cercano veo la combinación e integración de piezas que ya tenemos sobre la mesa: Incorporar cada vez más tecnologías de IA en toda la cartera hacia sistemas cada vez más autónomos e inteligentes a todos los niveles; diseñar y desplegar aplicaciones en una amplia gama desde el sitio hasta el borde cada vez más ágil de las nubes; y gestionar todo eso en términos de resistencia, seguridad y eficiencia (financiera, energética, de personal,…).

SuSE y Rancher logos

AT: SUSE fue comprada por Novell, luego Attachmate, Micro Focus, y ahora la sueca EQT. ¿Este tipo de movimientos afecta de alguna manera al desarrollo o es positivo?

G.P.: Heráclito argumentó que el cambio es la única constante en la vida. Lo cual es cierto en un sentido, y no realmente en otros, ya que los principios fundamentales (como el código abierto o la pasión por los clientes) son persistentes. En SUSE hemos estado aumentando continuamente nuestro impulso. Hoy en día independientes, con el inversor de crecimiento EQT a nuestro lado, estamos desatando al camaleón, por así decirlo. Tomemos como ejemplo nuestra reciente adquisición de Rancher Labs, líder en gestión de Kubernetes a nivel empresarial. Para los clientes, socios y comunidades, SUSE y Rancher juntos significan que tienen el poder de innovar en todas partes – desde el centro de datos, a la nube, en el borde.

AT: ¿Cuáles son las claves de SUSE en este sector tan competitivo?

G.P.: Como líder mundial en la innovación de código abierto, colaborando con socios, comunidades y clientes, ofrecemos y apoyamos soluciones robustas de software de código abierto para empresas. Nuestra mayor diferencia es la elección del cliente: Somos conscientes de que no todos los clientes van a querer o necesitar que todos y cada uno de los productos o tecnologías que lleguen a SUSE, y eso está bien. Nos aseguramos de que nuestras soluciones abiertas puedan adoptarse e integrarse dentro de sus ecosistemas de TI existentes, en lugar de aplicar pilas predefinidas como hacen otros.
En resumen, nuestros clientes pueden innovar con rapidez y agilidad, beneficiarse de un enfoque verdaderamente independiente y confiar en la fuerza y la experiencia de nuestra empresa.

AT: Y finalmente, ¿Qué sistema operativo se usaba dentro de Software und System-Entwicklung en 1992? ¿Alguna otra distro GNU/Linux?

G.P.: La distribución original S.U.S.E., como se deletreó en ese entonces, se basaba en Slackware. Y como yo hoy en día, usando openSUSE, Firefox, LibreOffice,… en mi portátil, nuestros fundadores eran grandes partidarios de usar lo que proporcionamos a los demás.

¡Gracias SUSE! ¡Gracias Gerald! He stado esperando mucho tiempo esta entrevista, entre otras cosas porque mi primer contacto con el mundo Linux fue con con un Live CD de SUSE Linux 9.1, para después comprar SUSE Linux Professional 9.2 de la que aún conservo la caja original…

Isaac

Apasionado de la computación y la tecnología en general. Siempre intentando desaprender para apreHender.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar