Elige la configuración perfecta para tu PC

Tanto si quieres construir tu propio ordenador pieza a pieza como si sólo tienes curiosidad por los componentes que conforman un PC, este post te proporcionará todos los detalles. Ahora sabrás con precisión cómo se desarrolla un ordenador, cómo montarlo y cómo hacerlo funcionar correctamente. Este post está destinado a los recién llegados a la informática. Podrás montar tu propio PC sin dificultad después de adquirir los conocimientos básicos. No necesitas ser un experto para hacerlo, pero puede ser un poco incómodo al principio si no tienes experiencia.

¿Cómo elegir una CPU?

lapping cpu
Lapping – Fuente: techpowerup.com

Conocer el producto

Marca y segmento

Véase esta guía

Generación

No se puede hacer una equivalencia entre generaciones de Intel y AMD, ya que están desfasadas en número. Pero es importante conocer las últimas lanzadas:

  • Intel:
    • Nehalem: 1ªGen, los 1000 Series.
    • Sandy Bridge/Ivy Bridge: 2ª y 3ªGen, o 2000 y 3000 Series.
    • Haswell: 4ªGen o 4000 Series.
    • Broadwell: 5ªGen o 5000 Series.
    • Skylake: 6ªGen o 6000 Series.
    • Kaby Lake: 7ªGen o 7000 Series.
    • Coffee Lake: 8ª y 9ªGen u 8000/9000 Series.
    • Ice Lake/Comet Lake: 10ªGen o 10000 Series.
    • Tiger Lake: 11ªGen o 11000 Series.
    • Alder Lake: 12ªGen o 12000 Series.
    • Raptor Lake: 13ªGen o 13000 Series. TBA
    • Meteor Lake: 14ªGen o 14000 Series. TBA
  • AMD:
    • Zen: 1ªGen de CPUs, y 2ªGen para las APUs, identificados por 1000 y 2000-Series respectivamente.
    • Zen+: 2ªGen de CPUs, y 3ªGen para APUs, identificado por 2000 y 3000-Series respectivamente.
    • Zen 2: 3ªGen de CPUs de escritorio, 4ª/5ªGen para las APUs de escritorio y portátiles, identificadas como 3000, 4000 y 5000-Series.
    • Zen 3: la 5ªGen o 5000 Series.
    • Zen 3+: la 6ªGen o 6000 Series, para portátiles.
    • Zen 4: serán los 7000 Series.
    • Zen 5: para los 8000 Series. TBA

SKU

El denominado SKU (Stock Keeping Unit) o referencia, es otra parte importante de la nomenclatura de muchos productos, entre ellos la CPU. Si nos centramos nuevamente en las de Intel y AMD, entonces tenemos que el SKU incluye 3 cifras siguientes a la generación. Gracias a ellas se puede identificar si dentro de esa misma generación, es un procesador con más o menos prestaciones. Generalmente los números más elevados indica mayor rendimiento. Por ejemplo:

  • Intel Core i5-12400F vs Intel Core i5-12600K: en este caso, el SKU 12600 sería superior al 12400. El primero tiene 6 núcleos, 12 threads, 2.5Ghz base, 4.4Ghz en modo Turbo, y 18 MB de caché en total. Eso frente a los 10 núcleos, 16 threads, 3.7 Ghz base y 4.9Ghz con Turbo, y 22MB de caché.
  • AMD Ryzen 5 5400U vs AMD Ryzen 5 5600U: algo parecido, el SKU 5600 sería superior al 5400. En este caso, la diferencia es que el primero tiene 4 núcleos, frente a 6, y 8 threads frente a 12. Y el modo Turbo llega a los 4 Ghz frente a los 4.2Ghz.

Características en las que fijarse

Para elegir una buena CPU deberías fijarte principalmente en:

  • Frecuencia de reloj: medida en gigahercios (GHz), es la velocidad a la que funciona el chip, por lo que más alta es más rápida. La mayoría de las CPU modernas aumentan o disminuyen su velocidad de reloj en función de la tarea y la temperatura, por lo que verás una velocidad de reloj base (mínima) y una velocidad turbo (máxima).
  • Núcleos físicos: son los procesadores dentro del procesador. Las CPU modernas tienen entre dos y 64 núcleos, y la mayoría de los procesadores tienen entre cuatro y ocho. Cada uno de ellos es capaz de realizar sus propias tareas. En la mayoría de los casos, hoy en día, querrás al menos cuatro núcleos, o al menos cuatro hilos (ver más abajo).
  • Hilos o núcleos lógicos: es el número de procesos independientes que un chip puede manejar a la vez, que en teoría sería el mismo que el número de núcleos. Sin embargo, muchos procesadores tienen capacidad multihilo, lo que permite que un solo núcleo cree dos hilos. Intel lo llama bajo la marca patentada Hyper-Threading y AMD simplemente usa el nombre genérico o SMT (Simultaneous Multithreading). Un mayor número de hilos significa una mejor multitarea y un mayor rendimiento en aplicaciones con muchos hilos, como editores de vídeo y transcodificadores.
  • TDP: el perfil de diseño térmico/potencia (TDP) es la cantidad máxima de calor que genera (o debería generar) un chip a las velocidades de fábrica, medida en vatios. Si sabes que, por ejemplo, el Core i7-8700K de Intel tiene un TDP de 95 vatios, puedes asegurarte de tener un disipador de CPU que pueda soportar esa cantidad de calor y también que tu fuente de alimentación pueda proporcionar suficiente potencia. Pero ten en cuenta que las CPUs emiten mucho más calor cuando se les aplica el overclock. Es bueno saber cuál es tu TDP para que puedas conseguir el equipo de refrigeración y alimentación adecuado para tu CPU. Además, un TDP más alto suele coincidir con un rendimiento más rápido, aunque también entran en juego aspectos como el tamaño del nodo de proceso y la eficiencia general de la arquitectura.
  • Caché: La caché de un procesador se utiliza para acelerar el acceso a los datos e instrucciones entre la CPU y la RAM. Hay tres tipos de caché: La L1 es la más rápida, pero estrecha, la L2 es más espaciosa pero más lenta, y la L3 es espaciosa, pero comparativamente lenta. Cuando los datos que necesita la CPU no están disponibles en ninguno de estos lugares, recurre a la RAM, que es mucho más lenta, en parte porque está físicamente más lejos que la caché en el chip de la CPU. No deberías prestar demasiada atención al tamaño de la caché, porque es difícil de equiparar al rendimiento en el mundo real, y hay factores más importantes que considerar.
  • IPC: aunque haya dos CPU con la misma velocidad de reloj y el mismo número de hilos, si son de empresas diferentes o están construidas sobre arquitecturas diferentes de la misma empresa, ofrecerán niveles diferentes de IPC (instrucciones por ciclo de reloj). El IPC depende en gran medida de la arquitectura de la CPU, por lo que los chips de las nuevas generaciones (por ejemplo, un Ryzen 5 5600X con Zen 3versus un Ryzen 7 2700X con Zen+) serán mejores que los más antiguos.

¿Cómo elegir una memoria RAM?

memoria RAM

Se pueden mezclar marcas diferentes de memoria RAM y velocidades diferentes, así como diferentes latencias. Pero debes saber que toda la memoria RAM instalada trabajará a la menor de las velocidades. Lo que no se puede mezclar es tipos de DDR o factores de forma diferentes.

Factor de forma física

Hay varios tipos de DIMM en el mercado:

  • DIMM suele ser el tipo más común de módulo de memoria RAM en el mercado de los PC, con la U de Unbuffered y/o Unregistered. Por lo general, si la memoria RAM aparece como «DIMM», lo más probable es que sea UDIMM.
  • SO-DIMM es el segundo tipo de memoria RAM más común, ya que es la que se necesita para los ordenadores portátiles. El SO significa «contorno pequeño», lo que básicamente significa que es DIMM, pero más pequeño. La SO-DIMM también puede ser Unbuffered, como la anterior, y debería ser lo que esperas encontrar para la RAM de los portátiles.
  • MicroDIMM es como lo anterior, pero aún más pequeño que SO-DIMM. Estos tipos de módulos de RAM son mucho menos comunes que los anteriores, pero algunos portátiles u otros dispositivos informáticos más pequeños pueden utilizarlos.

DDR

Las memorias RAM modernas vienen con diferentes identificadores DDR numerados. Para bien o para mal, esto no tiene nada que ver con Dance Dance Revolution. En la memoria RAM, DDR significa «Double Data Rate» (doble velocidad de datos), y el número añadido (como en «DDR4») indica la generación de este estándar de doble velocidad de datos. Las primeras memorias RAM de los ordenadores se denominaban simplemente DRAM, que son las siglas de Dynamic Random Access Memory (memoria dinámica de acceso aleatorio). La mayoría de las memorias RAM siguen siendo efectivamente DRAM, sólo que con mejores diseños de circuitos que permiten que la memoria funcione más rápidamente y con mayor capacidad. En primer lugar, se añadió una interfaz de señal de reloj para que la DRAM pudiera sincronizarse con otras partes del sistema, pasando a conocerse como SDRAM. Luego se desarrolló la DDR para duplicar la cantidad de ancho de banda de datos disponible para el resto de las máquinas y para usted, su usuario.

A partir de ahí llegó la DDR2, luego la DDR3 y ahora la mayoría de los dispositivos actuales utilizan la RAM DDR4. La DDR5 ya se está comenzando a comercializar, pero es cara, y es posible que la encuentres mencionada en las tarjetas gráficas, pero los módulos de RAM DDR5 no están del todo listos para el mercado en el momento de escribir este artículo. En cualquier caso, tu placa base y tu CPU serán los principales factores determinantes del tipo de memoria RAM DDR que necesitas para tu PC, así que conoce esas especificaciones antes de elegir tu memoria RAM.

Capacidad

La capacidad de la RAM es la principal especificación que la gente busca al comprar. Por lo general, tener 8 GB de RAM proporcionará una mejor experiencia informática que 4 GB de RAM. Los videojuegos incluyen la capacidad de RAM en sus requisitos de sistema recomendados. Varios programas tendrán sus propios requisitos mínimos de memoria disponible. Todo esto es capacidad.

Sin embargo, no puedes limitarte a comprar la mayor cantidad de RAM posible. Un proceso y un sistema operativo de 32 bits sólo pueden utilizar hasta 4 GB de memoria, por lo que la RAM adicional en un sistema de este tipo se desperdicia. La mayoría de los sistemas modernos son de 64 bits, que teóricamente pueden manejar hasta 4 petabytes de memoria, aunque la mayoría de las CPUs de los PCs modernos tienden a tener un límite de entre 32GB y 256GB de memoria. Como ya hemos dicho, deberás consultar las especificaciones de la CPU y la placa base para determinar la capacidad de memoria RAM que puede manejar tu sistema, y luego, siguiendo el edicto de «más es mejor», apuntar al extremo más alto de esa especificación.

Velocidad

Hay dos factores principales que hacen que la RAM se considere rápida: la frecuencia y el timming.

El primero es la frecuencia de la memoria RAM, que se conoce comúnmente como velocidad. Al mirar los productos de RAM, es posible que los encuentres listados como DDR4-3200 o DDR4 2666 MHz. Esos números de cuatro dígitos son la frecuencia de la memoria RAM. La memoria está constantemente realizando ciclos de lectura y escritura con los datos cargados en ese momento, y la frecuencia se refiere al número de veces por segundo que la memoria realiza ese ciclo. DDR4-3200 se refiere a un ciclo de frecuencia de 3200MHz, que se traduce en unos 3.200 millones de ciclos de lectura/escritura por segundo. Así que, en términos generales, una frecuencia más alta es mejor, pero ten en cuenta que algunas CPUs y placas base pueden no soportar algunas frecuencias de manera efectiva, y pueden requerir una investigación adicional si estás buscando maximizar tu rendimiento. Además, el precio de las memorias RAM de alta frecuencia tiende a aumentar muy rápidamente.

Luego está la temporización, también conocida como latencia de acceso a la columna (Column Access Strobe) o latencia CAS, que es una medida del retraso entre que los módulos de RAM reciben una orden de la CPU y la RAM ejecuta realmente esa orden. La latencia CAS suele aparecer como una serie de números, como 18-22-22-42, que en realidad se refiere a una serie de valores de temporización más allá de la latencia CAS. Normalmente, el orden de temporización es Latencia CAS – Retraso de la dirección de la fila a la dirección de la columna – Tiempo de precarga de la fila – Tiempo activo de la fila. Básicamente, los números más bajos son mejores. Hay que profundizar mucho más en esto, pero en general, las diferencias en la temporización no van a tener un gran impacto en tu experiencia con las configuraciones modernas de autodetección y los controladores de memoria de tu placa base y CPU.

Si te intriga la idea de overclockear tu memoria RAM, pero te intimida el complicado proceso manual, quizá quieras buscar algo llamado soporte XMP de Intel o AMD EXPO.

Canales

Piensa en los canales de memoria como las carreteras entre la CPU y la RAM. Con una sola carretera, sólo hay un número determinado de vehículos que pueden circular por ella a la vez. Una vez que la carretera está demasiado ocupada, se convierte en un atasco para los que intentan llegar entre esos dos puntos. Lo mismo ocurre con los canales de memoria de tu placa base: una CPU superrápida y una RAM de gran potencia en un solo canal pueden hacer que ese canal se convierta en el punto de estrangulamiento del rendimiento de tu PC. La mayoría de las CPUs pueden soportar dos o cuatro canales de memoria, y sus placas base compatibles tienden a acomodar eso con sus ranuras de RAM disponibles. Para utilizar varios canales, necesitarás más de una memoria RAM. En el caso de que tengas una CPU increíble y una memoria RAM excepcional, suele ser mejor utilizar un kit de memoria RAM de 16 GB de doble canal, que son dos memorias RAM de 8 GB con el mismo rendimiento, en lugar de una sola memoria RAM de 16 GB. Sin embargo, la desventaja es que si sólo tienes dos ranuras de RAM, la actualización de tu capacidad de RAM significaría reemplazar la RAM por completo, en lugar de simplemente añadir otra memoria RAM si sólo tuvieras la de 16 GB.

Además, cuando se trata de tener RAM en canales coincidentes, es mejor usar RAM que tenga una frecuencia y un rendimiento de tiempo coincidentes. Las memorias RAM que trabajen juntas en canales coincidentes tendrán que estar sincronizadas entre sí. Si la frecuencia y la temporización no están sincronizadas, la memoria RAM reduce su rendimiento para estar sincronizada. Por lo tanto, la mejor práctica es adquirir kits multicanal para obtener mejores resultados de rendimiento.

Otras especificaciones

Otras especificaciones de la memoria RAM que puede ser útil conocer.

  • ECC: Comprobación y Corrección de Errores. ECC es una característica potencial de la RAM que inserta un paso en el módulo de RAM que le permite comprobar y asegurar que los datos que está manejando son correctos y no tienen ningún error. ECC es una solución increíble para reducir los errores de datos/memoria, pero también ralentiza las cosas. La mayoría de las memorias RAM de consumo no incluyen ECC, pero si trabajas con un sistema científico de alta computación, es posible que quieras considerar ECC en tu memoria RAM.
  • Registrada/sin registrar o con búfer/sin búfer: Esto ya se ha mencionado en la sección sobre los factores de forma físicos. «Registrada» y «con búfer» son términos intercambiables aquí. La memoria RAM de consumo convencional no está registrada. La RAM registrada suele incluir las características ECC mencionadas anteriormente, ya que es una característica más importante para los servidores u otros sistemas que utilizan una cantidad increíblemente grande de RAM. La RAM registrada ayuda a soportar parte de la carga que normalmente recae en el controlador de memoria con la RAM no registrada, permitiendo que la placa base soporte mayores cantidades de RAM.
  • Voltaje: En la mayoría de los PCs modernos, probablemente no tengas que preocuparte demasiado por el voltaje. Es una especificación que ayuda a medir la cantidad de energía que la RAM necesita para funcionar, y es una especificación importante para los overclockers y para aquellos que construyen sistemas muy particulares que tienen requisitos de energía muy ajustados.
  • Disipador de calor: Al igual que cualquier parte de tu PC que funcione bien, la RAM necesita refrigeración. Para la mayoría de los sistemas, la refrigeración típica de la caja es suficiente para los módulos de RAM. En el caso de las memorias RAM de alto rendimiento, lo normal es que incluyan un disipador de calor en el stick de RAM para ayudar a la refrigeración. El disipador de calor es otro término para referirse a un disipador.
  • Altura: Es una medida física de la memoria RAM que indica su altura. La gran mayoría de los ordenadores no necesitan preocuparse por la altura normal de la RAM, pero si estás trabajando en un PC de formato pequeño, es posible que tengas que volver a comprobar el perfil de altura de tu RAM, ya que puede ser la pieza más alta de tu pequeña construcción.

¿Cómo elegir una GPU?

GPU HPC

Consejos previos

  • Que la resolución de la GPU se adapte a la máxima de tu monitor.
  • Ten en cuenta tu frecuencia de refresco. Es decir, los FPS aportados por la GPU a una resolución dada deberían ser equivalentes a la frecuencia de refresco en Hz del monitor. Si están descompensados pueden generarse problemas en los videojuegos, a no ser que tengas tecnologías como G-Sync, FreeSync, etc.
  • ¿Tienes suficiente potencia y espacio? Asegúrate de que la carcasa de tu PC tiene suficiente espacio para la tarjeta que estás considerando, y que tu fuente de alimentación tiene suficientes vatios de sobra, junto con el tipo correcto de conectores de alimentación (hasta tres PCIe de 8 pines, dependiendo de la tarjeta).
  • Comprueba el MSRP (precio de venta sugerido por el fabricante) antes de comprar. Una buena forma de saber si te estás llevando un chollo es comprobar el precio de lanzamiento.
  • No compres dos tarjetas gráficas: no merecen la pena. La compatibilidad de los juegos con las configuraciones multitarjeta SLI o CrossFire básicamente ha muerto. Consigue la mejor tarjeta individual que puedas permitirte. Añadir una segunda tarjeta suele dar más problemas de los que merece la pena.
  • No cuentes con el overclocking para aumentar el rendimiento. Si necesitas más rendimiento, compra una tarjeta más potente. Las tarjetas gráficas no suelen tener un gran margen de overclocking, normalmente sólo un 5-10%.

Elegir las especificaciones correctas

Para escoger la GPU o tarjeta gráfica adecuada, ten presentes estos puntos:

  • Cantidad de memoria de la tarjeta gráfica: consigue una tarjeta con al menos 6 GB, y preferiblemente 8 GB o más para jugar a 1080p. Necesitarás más memoria si juegas con todos los ajustes al máximo o si instalas paquetes de texturas de alta resolución. Y si juegas a resoluciones muy altas, como 4K, lo ideal es más de 8 GB.
  • Factor de forma: tienes que asegurarte de que tienes espacio en tu carcasa para tu tarjeta. Fíjate en la longitud, la altura y el grosor. Las tarjetas gráficas pueden ser de media altura (delgadas), de una ranura, de dos ranuras e incluso de tres ranuras (o más). La mayoría de las tarjetas enfocadas a los juegos son de altura completa y ocupan dos o más ranuras de expansión, y las tarjetas de la generación actual son más gruesas y grandes que muchos modelos de la generación anterior. Aunque una tarjeta sólo ocupe técnicamente dos ranuras en la caja, si tiene un gran disipador y una cubierta de ventilador, puede bloquear una ranura adyacente. Si tienes una placa base Mini-ITX diminuta, busca una tarjeta «mini», que suele medir 8 pulgadas (205 mm) o menos. Sin embargo, algunas tarjetas que llevan este apelativo son más largas, así que comprueba las especificaciones.
  • TDP: la potencia de diseño térmico o TDP es una medida de la disipación del calor, pero también da una estimación de cuántos vatios necesitarás para hacer funcionar tu tarjeta con la configuración de fábrica. (AMD y Nvidia parecen estar cambiando a la TBP, Typical Board Power, que significa la potencia de toda la tarjeta. De todos modos, eso es lo que la mayoría de nosotros esperamos cuando hablamos de la potencia de los gráficos). Si utilizas una fuente de alimentación (PSU) de 400 vatios con una CPU overclockeada de 95 vatios y quieres añadir una tarjeta con un TDP de 250 vatios, es casi seguro que vas a necesitar una actualización de la PSU. Por lo general, una fuente de alimentación de 600 W era suficiente para muchas tarjetas de la generación anterior. Pero si optas por una RTX 3080/RX 6800 XT o superior, lo mejor es que elijas una fuente de alimentación de mayor potencia, especialmente si quieres hacer overclocking. Con tarjetas como la RTX 3090 Ti, y los rumores de GPUs de próxima generación de 600W en el horizonte, los usuarios extremos probablemente querrán una fuente de alimentación de 1200-1600W. ¡Yikes!
  • Conectores de alimentación: todas las tarjetas para juegos serios consumen más que el máximo estándar de 75W que proporciona la ranura PCIe x16. Estas tarjetas requieren conectar conectores de alimentación PCIe suplementarios que vienen en variedades de 6 y 8 pines. Las propias tarjetas de la serie RTX 30 de Nvidia vienen con conectores de 12 pines, pero las tarjetas también incluyen adaptadores de 8 a 12 pines. Algunas tarjetas tienen uno de estos conectores, otras dos o incluso tres, y pueden existir puertos de 6 y 8 pines en la misma tarjeta. Si tu fuente de alimentación no tiene los conectores suplementarios que necesitas, deberás actualizarla: los adaptadores que se alimentan de un par de conectores SATA o Molex no son recomendables como soluciones a largo plazo.
  • Puertos: algunos monitores tienen HDMI, otros usan DisplayPort, y algunas unidades antiguas solo tienen DVI. Unos pocos monitores también admiten señales DisplayPort de enrutamiento USB Type-C, pero son relativamente raros por el momento. Asegúrate de que la tarjeta que planeas comprar tiene los conectores que necesitas para tu(s) monitor(es), para que no tengas que comprar un adaptador -o potencialmente una nueva pantalla (a menos que quieras). ¿Tienes que elegir y no estás seguro de qué puerto quieres usar? Consulta nuestro artículo sobre HDMI vs. DisplayPort para obtener más información.
  • Velocidad de reloj: entre las tarjetas con la misma GPU (por ejemplo, una RTX 3060 Ti), algunas serán overclockeadas por el fabricante a una velocidad ligeramente superior, lo que puede suponer una modesta diferencia del 3-5% en la velocidad de fotogramas. Sin embargo, la velocidad de reloj no lo es todo, ya que hay que tener en cuenta la velocidad de la memoria, el número de núcleos y la arquitectura. Una mejor refrigeración también suele ser más importante que la velocidad de reloj, en tarjetas con la misma GPU.
  • Núcleos CUDA / Stream Processors: algo importante, al igual que la velocidad de reloj, ya que sólo te da una parte de lo que necesitas saber cuando intentas determinar el nivel de rendimiento aproximado de una GPU. Comparar el número de núcleos dentro de la misma arquitectura es más significativo que comparar diferentes arquitecturas. Por eso, comparar los núcleos CUDA de Nvidia Turing con los de Ampere (o los multiprocesadores de flujo) no es tan útil como hacerlo sólo con los de Ampere. Lo mismo ocurre con AMD, donde comparar Navi y Vega o Polaris Stream Processors (o Compute Units) no es especialmente útil. Comparar las arquitecturas de AMD y Nvidia basándose únicamente en el número de núcleos es aún menos útil.
  • TFLOPS / GFLOPS: los TFLOPS, o trillones de operaciones de coma flotante por segundo, son una indicación del máximo rendimiento teórico de una GPU, aunque lo más práctico es no fijarse en ellos, ya que hay diferencias entre AMD,NVIDIA e Intel que confunden. Mejor fijarse en los polígonos por segundo o en los benchmarks.
  • Velocidad de la memoria/ancho de banda: al igual que una mayor velocidad de reloj, una memoria más rápida puede hacer que una tarjeta sea más rápida que otra. La GTX 1650 GDDR6, por ejemplo, es un 15% más rápida que la GTX 1650 GDDR5, todo ello gracias al mayor ancho de banda de la memoria. Hay que tener en cuenta que características como la caché Infinity de AMD en la RDNA 2 ayudan a reducir el número de accesos a la memoria, así que el ancho de banda por sí solo no es el único factor a tener en cuenta.

Recuerda que existen diferencias entre dGPU (GPU dedicada o GPU discreta), iGPU (GPU integrada)

¿Cómo elegir la placa base?

placa base RISC-V para PC

Para elegir la placa base correcta, sigue estas recomendaciones:

Plataforma

Quizás la primera decisión que hay que tomar es qué CPU quieres que sirva de cerebro de tu PC: Intel vs AMD.  Una vez que hayas decidido qué CPU es la mejor para ti, tendrás que elegir una placa base que utilice el zócalo y el chipset adecuados. Básicamente, el zócalo del procesador es el mecanismo a través del cual la CPU se acopla firmemente a la placa base. El chipset es el software y el hardware de la placa base que se combinan para permitir la comunicación entre los distintos componentes.

Socket y chipset

Intel

Socket CPU soportada Chipsets
LGA 1700 Intel Core 12ª y 13ª Gen H610, B660, H670, Q670, Z690, W680
LGA 1200 Intel Core 10ª y 11ª Gen H510, B560, H570, Q570, Z590, W580
H410, B460, H470, Q470, Z490, W480
LGA 1151 Intel Core 8ª y 9ª Gen H310, B360, H370, Q370, Z370
Z390, B365, B360
LGA 2066 Skylake-X/Kaby-Lake X X299

AMD

AM5 AMD Ryzen (Zen4…) X670, X670E, B650
sTRX4 AMD Ryzen Threadripper 3ª Gen TRX40
sTR4 AMD Ryzen Threadripper X399
AM4 AMD Ryzen, A-Series, y Athlon A300, A320, B350, B450, X370, X470, X570

Form factor

Mini-ITX MicroATX ATX
Dimensiones 150×150 mm 244×244 mm 305×244 mm
Slots de expansión 1 4 7
Tipo de RAM DIMM DIMM DIMM
Slots RAM 2 Hasta 4 Hasta 8
GPUs Hasta 1 Hasta 3 Hasta 4
Puertos SATA Hasta 6 Hasta  8 Hasta 12

Opciones de expansión

Las placas base pueden conectar una gran variedad de componentes además de la CPU, como tarjetas gráficas, tarjetas de sonido, tarjetas de red, dispositivos de almacenamiento y conexiones, y un sinfín de otros. Hoy en día, se trata principalmente de puertos PCIe (Peripheral Component Interconnect Express), aunque algunas placas base también incluyen ranuras PCI para dispositivos heredados.

El ranura PCIe es el más importante y el que utilizarás para conectar la mayoría de los componentes hoy en día. Hay cuatro tamaños de ranuras PCIe, y el último estándar de uso común es PCIe 4.0, que está disponible en las últimas placas compatibles con Ryzen e Intel Alder Lake. Estos cuatro tamaños dictan tanto el rendimiento de la conexión como su tamaño: querrás asegurarte de que tienes suficientes ranuras de expansión y de que son del tamaño adecuado para soportar todas tus necesidades presentes y futuras.

Los cuatro tamaños de ranuras son x1, x4, x8 y x16, siendo x4 y x16 los más comunes. Las placas base varían mucho en cuanto al número de ranuras que incluyen, y también en cuanto a su ubicación. Deberás asegurarte de que tienes suficientes ranuras, y de que tienen suficiente espacio a su alrededor para que quepan todos tus componentes necesarios.

Otros factores a tener en cuenta

Pueden ser la cantidad de conectores que posee la placa base, las tecnologías, la marca (ASUS, MSI, Gygabite, ASRock,…), etc. En el caso de los conectores, una cosa importante es que tenga WiFi, ya que muchas placas base para PC de sobremesa no lo incluyen. Si no tiene adaptador WiFi no podrás conectarte a una red inalámbrica si no compras uno aparte. Por esto es importante que tenga uno integrado.

¿Cómo elegir el disco duro?

ssd

Factor de forma

  • Serial ATA (SATA) de 2,5 pulgadas: El tipo más común, estas unidades imitan la forma de los discos duros tradicionales de los portátiles y se conectan a través de los mismos cables e interfaz SATA con los que cualquier actualizador medianamente experimentado debería estar familiarizado. Si su ordenador portátil o de sobremesa tiene una bahía para discos duros de 2,5 pulgadas y un conector SATA de repuesto, estas unidades deberían ser compatibles (aunque es posible que necesite un adaptador de bahía si las instala en un ordenador de sobremesa que sólo tiene libres bahías para discos duros más grandes, de 3,5 pulgadas).
  • Tarjeta complementaria SSD (AIC): Estas unidades tienen el potencial de ser mucho más rápidas que la mayoría de las otras unidades, ya que funcionan a través del bus PCI Express, en lugar de SATA, que fue diseñado hace más de una década para manejar discos duros giratorios. También pueden acceder a más carriles PCIe que la mayoría de las unidades M.2. Las unidades AIC se conectan a las ranuras de la placa base que suelen utilizarse para las mejores tarjetas gráficas o controladores RAID. Por supuesto, eso significa que sólo son una opción para ordenadores de sobremesa, y que necesitarás una ranura PCIe x4 o x16 vacía para instalarlos. Si tu ordenador de sobremesa es compacto y ya tienes una tarjeta gráfica instalada, puede que no tengas suerte. Pero si tiene espacio en su moderno ordenador de sobremesa y una ranura libre, estas unidades pueden estar entre las más rápidas disponibles (por ejemplo, la Intel Optane 900p), debido en gran parte a su superficie extra, que permite una mejor refrigeración. Mover datos a velocidades extremas genera bastante calor.
  • Unidades SSD M.2: Con la forma de una memoria RAM pero mucho más pequeñas, las unidades M.2 se han convertido en el estándar de los portátiles delgados, pero también las encontrarás en la mayoría de las placas base de los ordenadores de sobremesa. Muchas placas de gama alta tienen incluso dos o más ranuras M.2, para poder utilizar las unidades en RAID. Aunque la mayoría de las unidades M.2 miden 22 mm de ancho y 80 mm de largo, hay algunas que son más cortas o más largas. Se pueden distinguir por el número de cuatro o cinco dígitos de sus nombres, en los que los dos primeros representan la anchura y los otros la longitud. El tamaño más común se denomina M.2 Tipo-2280. Aunque los portátiles suelen funcionar con un solo tamaño, muchas placas base de ordenadores de sobremesa tienen puntos de anclaje para unidades más largas y más cortas. Las unidades M.2 más grandes son de 2, 4 o incluso 8 TB. Así que, si tienes un presupuesto generoso y necesitas una tonelada de espacio de almacenamiento, hay una M.2 para ti.
  • Unidades SSD U.2: A primera vista, estos componentes de 2,5 pulgadas se parecen a los discos duros SATA tradicionales. Sin embargo, utilizan un conector diferente y envían los datos a través de la veloz interfaz PCIe, y suelen ser más gruesos que los discos duros y SSD de 2,5 pulgadas. Las unidades U.2 suelen ser más caras y de mayor capacidad que las unidades M.2 normales. Los servidores que tienen muchas bahías de disco abiertas pueden beneficiarse de este factor de forma, aunque es muy poco común en los ordenadores de sobremesa de los consumidores.

SATA vs PCIe

Agárrese, porque esta parte es más complicada de lo que debería. Como ya hemos dicho, las unidades SSD de 2,5 pulgadas funcionan con la interfaz Serial ATA (SATA), diseñada para discos duros (y lanzada en el año 2000), mientras que las unidades de tarjeta complementaria funcionan con el bus PCI Express, más rápido y con más ancho de banda para cosas como las tarjetas gráficas. Las unidades M.2 pueden funcionar a través de SATA o PCI Express, dependiendo de la unidad. Y las unidades M.2 más rápidas también son compatibles con NVMe, un protocolo diseñado específicamente para el almacenamiento rápido moderno. El problema (bueno, otro problema) es que una unidad M.2 puede estar basada en SATA, en PCIe sin soporte para NVMe o en PCIe con soporte para NVMe. Dicho esto, la mayoría de las unidades SSD M.2 de gama alta lanzadas en los últimos años son compatibles con NVMe.

Tanto las unidades M.2 como los correspondientes conectores M.2 de las placas base tienen un aspecto muy similar, independientemente de su compatibilidad. Así que asegúrate de comprobar el manual de tu placa base, portátil o convertible, así como lo que soporta una determinada unidad, antes de comprarla. Si sus tareas diarias consisten en navegar por la web, aplicaciones de oficina o incluso juegos, la mayoría de las unidades SSD NVMe no van a ser notablemente más rápidas que los modelos SATA menos caros. Si sus tareas diarias consisten en trabajos más pesados, como transferencias de archivos de gran tamaño, vídeos o edición de fotos de alta gama, transcodificación o compresión/descompresión, entonces le convendría pasar a una unidad SSD NVMe. Estas unidades SSD proporcionan hasta cinco veces más ancho de banda que los modelos SATA (y el doble si se opta por una unidad PCIe 4.0 NVMe), lo que aumenta el rendimiento en las aplicaciones de productividad más pesadas.

Tipo de NAND Flash

Existen diferentes tipos de celdas NAND flash que deberías conocer, como:

  • La memoria flash de un solo nivel (SLC) fue la primera y la principal forma de almacenamiento flash durante varios años. Dado que (como su nombre indica) sólo almacena un bit de datos por celda, es extremadamente rápida y dura mucho tiempo. Pero, tal y como es la tecnología de almacenamiento hoy en día, no es muy densa en cuanto a la cantidad de datos que puede almacenar, lo que la hace muy cara. En este momento, más allá de las unidades empresariales extremadamente caras y de su uso como pequeñas cantidades de caché rápida, la SLC ha sido sustituida por tipos de tecnología de almacenamiento flash más densos.
  • La tecnología MLC (Multi-Layer Cell) llegó después de la SLC y durante años fue el tipo de almacenamiento preferido por su capacidad para almacenar más datos a un precio más bajo, a pesar de ser más lento. Para evitar el problema de la velocidad, muchas de estas unidades tienen una pequeña cantidad de caché SLC más rápida que actúa como búfer de escritura. En la actualidad, aparte de algunas unidades de consumo de gama alta, la MLC ha sido sustituida por los siguientes pasos en la tecnología de almacenamiento NAND, la TLC y la QLX.
  • La memoria flash de triple nivel (TLC) es aún más lenta que la MLC, como su nombre indica. También es más denso en cuanto a datos, lo que ha hecho que las unidades sean más espaciosas y asequibles. La mayoría de las unidades TLC (excepto algunos de los modelos menos caros) también emplean algún tipo de tecnología de almacenamiento en caché, ya que la TLC por sí sola, sin un búfer, no suele ser significativamente más rápida que un disco duro. Para los usuarios habituales que ejecutan aplicaciones y sistemas operativos de consumo, esto no es un problema, ya que normalmente no se escribe en la unidad de forma suficientemente sostenida como para saturar la caché más rápida. Durante años, la tecnología TLC ha sido la preferida para las unidades de disco duro convencionales y económicas, pero también ha sido sustituida por la tecnología QLC.
  • La tecnología Quad-Level Cell (QLC) se ha convertido en el estándar de facto para la siguiente fase de la revolución del almacenamiento en estado sólido. Y, como su nombre indica, debería dar lugar a unidades más baratas y espaciosas gracias al aumento de la densidad. Sin embargo, esto suele ir acompañado de una menor resistencia (véase más abajo), así como de una menor velocidad de escritura sostenida una vez que la caché de la unidad se llena.

Fiabilidad

Todas las memorias flash tienen una vida útil limitada, lo que significa que después de que una célula de almacenamiento se escriba un determinado número de veces, dejará de almacenar datos. Y los fabricantes de unidades suelen indicar la resistencia nominal de una unidad en terabytes totales escritos (TBW), o en escrituras de la unidad por día (DWPD).

Pero la mayoría de las unidades cuentan con «sobreaprovisionamiento», que porciona parte de la capacidad de la unidad como una especie de copia de seguridad. A medida que pasen los años y las celdas empiecen a morir, la unidad trasladará los datos de las celdas gastadas a estas nuevas celdas frescas, ampliando así en gran medida la vida útil de la unidad. Por lo general, a menos que vaya a colocar su unidad SSD en un servidor o en algún otro escenario en el que se escriba en ella de forma casi constante (24/7), todas las unidades de hoy en día están clasificadas con una resistencia suficiente para funcionar durante al menos 3-5 años, si no más.

Si piensa utilizar la unidad durante mucho más tiempo, o sabe que va a escribir en ella mucho más que el usuario medio de un ordenador, probablemente querrá evitar las unidades QLC en particular, e invertir en un modelo con una resistencia superior a la media y/o una garantía más larga. Las unidades Pro de Samsung, por ejemplo, suelen tener una alta resistencia y una larga garantía. Pero, de nuevo, la gran mayoría de los usuarios de ordenadores no deberían preocuparse por la resistencia de una unidad.

Más información sobre HDDs aquí

¿Cómo elegir la PSU?

psu

Entre las características y consideraciones que deberías tener en cuenta a la hora de elegir la mejor fuente de alimentación MSI están:

Eficiencia energética y nivel de carga

Siempre habrá un porcentaje de energía que se pierde en forma de calor al convertir la electricidad de CA en CC. Una fuente de alimentación ineficiente necesitará más energía eléctrica para funcionar que una más eficiente, lo que se traduce en mayores costes de electricidad. La eficiencia energética de una fuente de alimentación se mide por la cantidad de energía que se pierde en forma de calor. Una fuente de alimentación más eficiente consume menos energía eléctrica, lo que se traduce en menores costes de electricidad.

Siempre es una buena idea conseguir una fuente de alimentación que se adapte a los niveles de carga adecuados y, por lo tanto, tenga una alta eficiencia energética. También es conveniente elegir una fuente de alimentación más potente de lo que realmente necesitamos, para que trabaje de forma más desahogada y nos permita ampliar nuestro hardware si lo necesitamos.

¿Qué certificados puede tener una fuente de alimentación?

Tras haber examinado antes el proceso de conversión de la corriente alterna en la corriente continua, examinamos ahora el proceso de conversión de la corriente continua en la corriente alterna. Podemos ver en este certificado que la proporción de corriente continua que sale de la fuente es de alrededor del 80%, mientras que el 20% restante se desperdicia en forma de calor.

Hay 6 niveles de eficiencia 80+. Todos ellos se basan en el grado de eficiencia superior al 80%:

Carga %
10% 20% 50% 100%
80 PLUS 80% 80% 80%
80 PLUS Bronze 82% 85% 82%
80 PLUS Silver 85% 88% 85%
80 PLUS Gold 87% 90% 87%
80 PLUS Platinum 90% 92% 89%
80 PLUS Titanium 90% 92% 94% 90%

Sin embargo, esto no significa que el aparato vaya a consumir menos energía de la que marca la especificación elegida. Por ejemplo, si una fuente de alimentación consume 750 vatios de corriente (suponiendo que funciona al 100% de la carga), podría tener unos 600 de los cuales serán útiles, pero no consumiría menos de eso en ningún caso, por muy eficiente que sea la certificación 80 PLus.

Conectores

Cada fuente de alimentación debe proporcionar los cables necesarios para alimentar cada uno de nuestros dispositivos, ya que éstos están estandarizados para funcionar con prácticamente cualquier placa base o dispositivo presente. Las mayores diferencias de calidad y seguridad las encontraremos en los cables y conectores.

  • Conector de 20+4 pines ATX: es el conector principal de la placa base y el que alimenta a la mayoría de componentes conectados a la placa, así como a la propia placa base.
  • Conector 4+4 pines ATX 12V: va conectado a la placa base para alimentación extra y posee 2 conectores de 4 pines (4+4 pin).
  • Conector 8 pines EPS 12V: similar al anterior pero con 8 pines todos juntos.
  • Conector SATA: sirve para alimentar a los nuevos discos duros SATA y a otras unidades SATA.
  • MOLEX: es un viejo conocido, ya que sirve para alimentar a discos duros antiguos y unidades IDE o PATA.
  • Conector Floppy: en desuso, para la disquetera.
  • Conector PCIe 4.0: es un conector que suele ser de 6+2 pines, es decir, un 8-pin con un máximo de 75W de potencia extra para alimentar a las tarjetas gráficas que lo requieren.
    Los conectores PCIe 6+2 tienen a su vez una forma distinta a los conectores ATX 12V para evitar accidentes por una conexión equivocada.
  • Conector PCIe 5.0: se trata de un conector PCIe integrado en las nuevas ATX 3.0 y que puede alimentar hasta 600W de potencia a las tarjetas gráficas de gama más alta. Este conector posee 16 pines, es decir, un 12+4.

Raíles

Las tensiones se transmiten a través de los carriles de la fuente. Cada fuente de electricidad tiene su propio circuito independiente y cumple una función específica. Cuando examinamos las especificaciones de cualquier fuente de alimentación, encontraremos voltaje y potencia distribuidos en categorías como «+3,3V», «+5V», «+12V» y «12V». Aunque es conveniente tenerlo todo en cuenta, el canal de 12V será la fuente de electricidad (entre otras) para la CPU y la GPU de nuestro ordenador.

Incluso si tienes una gran tarjeta gráfica o un procesador, necesitarás al menos 18A en el raíl de +12V para alimentarlos correctamente. Nuestra fuente de alimentación debe proporcionar al menos 18A en el raíl de +12V, y debe considerarse un mínimo esencial. Como cantidad segura y razonable, 24A es aceptable en el raíl de +12V si tienes una tarjeta gráfica exigente.

Si quieres montar una configuración SLI o CrossFire con más de una tarjeta gráfica, debes ajustar el raíl de 12V a unos 34A. La cantidad de canales de 12V disponibles puede ser otra cuestión a tener en cuenta porque mientras algunas fuentes sólo traen un canal de 12V, hay otras que traen dos o incluso cuatro canales de 12V independientes. Cuando sumas los valores, no siempre son los mismos.

Protecciones

Las fluctuaciones de tensión, los transitorios, los cortocircuitos y otros problemas pueden producirse en zonas con cambios frecuentes de tensión. Si vive en una zona rural o ha tenido muchos problemas con los electrodomésticos en un periodo corto de tiempo, esta sección puede ser de su interés. Las variaciones de tensión, los transitorios, los cortocircuitos y otros problemas suelen estar protegidos por las fuentes de alimentación. Cuanto más cara sea la fuente de alimentación, mejor será la protección.

Por ello, deberías elegir una PSU con sistemas de protección activa y pasiva como:

  • Power Good o PWR_OK o señal para comprobar que el suministro está OK
  • OCP (Over-Current Protection) o Protección Contra Sobrecorriente
  • OVP (Over Voltage Protection) o Protección contra Sobretensión
  • UVP (Under Voltage Protection) o Protección contra Baja tensión
  • OPP (Over Power Protection) o Protección contra Sobrecarga
  • OTP (Over Temperature Protection) o Protección contra Temperatura Elevada
  • SCP (Short Circuit Protection) o Protección contra Cortocircuito
  • SIP (Surges & Inrush Protection) o corriente de interrupción.
  • NLO (No-Load Operation) o funcionamiento en baja carga
  • BOP (Brown Out Protection) o protección contra fallos de voltaje momentáneos.

Fuentes modulares y semi-modulares

Las fuentes de alimentación no modulares constan de cables que están permanentemente unidos y soldados dentro de la fuente de alimentación. Cuando construimos nuestros PC, algunos de los cables quedan sueltos y deben colocarse en algún lugar para que no estorben, aunque en ocasiones resulte molesto o antiestético. En realidad, no tiene ningún efecto sobre el rendimiento o la seguridad de nuestro equipo.

Una fuente de alimentación semimodular es una excelente opción si quiere ahorrar espacio o tiene un poco de dinero extra para gastar. Los cables que no utilizamos completamente, como los SATA, Molex, etc., se suministran por separado y pueden conectarse a un lado de la fuente de alimentación y luego al dispositivo. Los cables esenciales, como los de la placa base y el procesador, permanecen conectados a la fuente de alimentación también en este caso.

Sin embargo, las fuentes de alimentación totalmente modulares ofrecen cables independientes que pueden conectarse y desconectarse a voluntad. Si consideramos un ordenador de sobremesa normal, la distinción entre una fuente de alimentación semimodular o totalmente modular es insignificante, ya que siempre necesitaremos ciertos cables para alimentar los componentes fundamentales. Una fuente de alimentación totalmente modular, en cambio, puede ser ideal para necesidades ordenadas o particulares.

Ruido

En el caso de las fuentes de gama baja, la orientación y el tamaño de los ventiladores son importantes, así como sus niveles de ruido cuando se ven obligados a funcionar a altas velocidades. Además, la ventilación de la fuente y la caja que utilicemos deben ser compatibles. Algunas carcasas modernas incluyen una parte inferior donde se sitúa la fuente de alimentación para ocultar las líneas y mantener todo ordenado, pero este diseño en ocasiones da lugar a una refrigeración e interior de la caja más ordenado, para que el aire fluya libremente.

PFC

El “Power Factor Corrected”, o PFC, es un corrector de la potencia. Hoy en día cualquier fuente medianamente decente trae ya PFC Activo, que es el que permite que prácticamente toda la potencia, sea potencia útil. Por otra parte tenemos PFC pasivo, bajaríamos a un 75-85% de rendimiento en potencia, lo cual significa que una fuente nos entregará mucha menos potencia de la que pone.

TOTAL POWER  vs  PEAK POWER

Algunas fuentes de alimentación proporcionan dos valores de Potencia Total o Potencia Continua, que representan la máxima energía estable que puede obtener nuestro dispositivo. La energía de pico se refiere a la cantidad de energía que una fuente de alimentación puede suministrar durante un breve periodo de tiempo bajo demanda, mientras que la potencia continua representa un consumo de energía constante (algunas fuentes de alimentación sólo suministran un valor, que se supone que es la potencia constante). Deberíamos ignorar la energía de pico y concentrarnos en la potencia continua (algunas fuentes de alimentación proporcionan dos valores para la potencia total, siendo la potencia continua la mayor de las dos).

Por ejemplo, si una fuente de alimentación dice que puede proporcionar 800W de pico, sólo podemos utilizar 750W constantemente. En realidad, eso es sólo una técnica de marketing o especificación de «potencia máxima». Debemos evitar una fuente de alimentación con «potencia máxima» en sus especificaciones si es posible, ya que no garantiza ni asegura nuestros componentes frente a la baja tensión o la pérdida de potencia.

Condensadores japoneses

Para mejorar la fiabilidad de las fuentes de alimentación, MSI ha estado utilizando en las suyas condensadores 100% japoneses que son los más sólidos y de calidad. Presentan una estabilidad bastante buena, incluso a temperaturas de 105ºC.

¿Cómo elegir la refrigeración?

Noctua ventilador

Ver Guía para un sistema de refrigeración eficiente

¿Cómo elegir la torre?

torre pc

Factor de forma

Técnicamente, esta sección podría titularse simplemente «Compatibilidad de las carcasas«, ya que, cuando se habla de compatibilidad de las carcasas, tanto las cuestiones de espacio libre como el factor de forma son en realidad dos subconjuntos de la compatibilidad de las carcasas. En realidad, hay cuatro tamaños de carcasa comunes:

  • Torre completa (grande)
  • Torre media (mediana)
  • Micro-ATX (pequeña)
  • Mini-ITX (más pequeña)

Técnicamente, no hay normas sobre el tamaño de las cajas, al menos en lo que respecta a sus dimensiones. Sin embargo, todas las carcasas son compatibles con uno o más de los distintos factores de forma de las placas base.

Espacio libre

Si bien los factores de forma de la placa base que admite una caja son un tipo de problema de compatibilidad que tendrá que considerar antes de elegir una caja, también querrá asegurarse de que todos los demás componentes que elija quepan dentro de la caja. Los problemas más comunes de espacio libre y compatibilidad que hay que tener en cuenta a la hora de comprar una carcasa para PC son los siguientes

  • Longitud de la tarjeta gráfica
  • Altura del refrigerador de aire de la CPU
  • Tamaño del radiador de refrigeración líquida

Gestión de cables

Algunas de las características de gestión de cables que hay que buscar torres que dispongan de elementos para mantenerlos ocultos y, lo que es más imortante, ordenados, para que no interfieran en un flujo de aire limpio para la refrigeración.

Iluminación RGB y estética

Esto es a gusto de cada usuario…

Isaac

Apasionado de la computación y la tecnología en general. Siempre intentando desaprender para apreHender.

A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar