DRAC: se inicia el proyecto para el aceleradore de código abierto

Ya son varias las noticias sobre el proyecto EPI que he publicado en este blog, hoy me satisface poder compartir otro nuevo pasito adelante. Se trata del proyecto DRAC para los aceleradores que se ha puesto en marcha liderado por el BSC (Barcelona Supercomputing Center).

Si lo recuerdas, también publiqué un artículo sobre un paso previo, el chip Lagarto. Y te invito a estar atento, ya que en unos días tengo programado publicar una entrevista que realicé a Philippe Notton de EPI / SiPearl, y en la que se desvelan más claves del presente y futuro de este proyecto…

DRAC (Designing RISC-V-based Accelerators for the next generation Computers)

Logo DRAC
Fuente: BSC

DRAC estará diseñado para aplicaciones de seguridad (cifrado y protección contra ataques por hardware), medicina personalizada (análisis del genoma) y para los sistemas de los vehículos autónomos. Un emocionante proyecto liderado por el BSC para ir hacia una Europa no dependiente tecnológicamente o, al menos, menos dependiente de la tecnología de EE.UU.

Desde Lagarto, se ha continuado trabajando de forma intensa para dar la bienvenida a DRAC, otro proyecto para crear un procesador y varios aceleradores también de código abierto. Por supuesto, basados en la ISA RISC-V de la que he comentado en varias ocasiones en este mismo blog.

Junto con el BSC de Centro Nacional de Supercomputación de España, también colaborarán la Universidad Politécnica de Catalunya, la Universidad de Barcelona, la Universidad Autónoma de Barcelona y la Universidad Rovira i Virgili. Todos unidos con el objetivo de fabricar este procesador y los aceleradores para las citadas aplicaciones.

La duración del proyecto DRAC tiene previsto durar unos 3 años, con la participación de unos 40 investigadores. Todo coordinado por Miquel Moretó, un investigador del programa Ramón y Cajal de la UPC.

En definitiva, un proyecto clave para el futuro tecnológico de Europa, especialmente en el sector HPC y de los vehículos autónomos. Por eso estará dotado de 4 millones de euros, la mitad de ellos procedentes  de los fondos FEDER y la otra mitad de los participantes en el proyecto. Todo enmarcado en el consorcio europeo EUROPRACTICE.

Isaac

Apasionado de la computación y la tecnología en general. Siempre intentando desaprender para apreHender.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar