Los mayores desastres de la historia de los microprocesadores

Casi siempre se habla del rendimiento de los microprocesadores, comparativas, de lo buena o lo mala que es una CPU para cierta tarea específica, etc. Pero en este artículo intentaré contar la historia de algunas de las pifias más desastrosas de la historia de este componente. Algunos errores garrafales que significaron grandes pérdidas o productos totalmente desastrosos.

Espero que puedas disfrutar de unas buenas vacaciones veraniegas mientras lees estas historias para no dormir de la tecnología… y con algunas dosis de humor.

Episodio 1: Intel y sus artimañas con Busicom

El llanero solitario
¡Mal trueque!

En 1971 Intel diseñaría el 4004. Una idea que se le ocurrió al ingeniero Marcian E. Hoff (Ted Hoff) mientras trabajaba en una serie de 12 chips para la empresa japonesa de calculadoras Busicom. Él sugirió que se debería integrar toda la CPU en un solo circuito integrado.

En este proyecto también participó Federico Faggin y Masatoshi Shima (ingeniero japonés que actuaba como nexo entre ambas compañías). Así nacería este chip DIP de 2300 transistores, velocidad de 108 Khz y 4-bit.

Hasta aquí parece un cuento con final feliz… Pero Intel cedería la patente de la serie 4000 a Busicom. ¡WoW! Eso se llama visión empresarial… De no ser por la rabia de Faggin al enterarse de lo que había hecho su compañía, no se hubiera actuado. Faggin sabía la gran repercusión de la patente de aquel chip, pero ya no la podrían explotar.

Faggin habló con Bob Noyce, y éste actuaría para recuperar la patente. Pero para ello necesitó hacerle una jugada a Busicom. Bob sabía que Busicom pasaba por una época de vacas flacas, y le ofrecería bajarle los precios de los 4004 y 60.000$ (la misma cifra que había pagado Busicom a Intel por iniciar este proyecto) a cambio de devolver la patente.

El trato tampoco fue una maravilla para Intel, solo consiguió 2.600$ de beneficio en el primer semestre, y Busicom quebraría solo unos meses después. No obstante, meses después, Intel ganaría millones anuales con su patente.

Episodio 2: Motorola se equivocó…

Hello Moto, eres piscis ¿verdad?
Hello Moto, eres Libra ¿verdad?

Chuck Peddle fue uno de los arquitectos involucrados en la creación del Motorola 6800, en 1973. Además, él y unos colegas comenzarían a trabajar e interesarse por una versión más económica del 6800. Motorola los obligó a abandonar el proyecto, ya que a la junta directiva no le veía sentido fabricar chips económicos, y solo veían futuro en los chips caros para empresas. ¡Vaya visionarios!

Eso hizo que Chuck, Bill Mensch y algunos compañeros salieran de Motorola para ir a parar a la compañía MOS Technology. En ella seguirían con ese proyecto de chip económico dando lugar al 6502 (tras suspender el 6501) iniciado en 1975.

El 6502 fue muy popular en su época y del cual salieron numerosos clones. Además, era compatible con las placas base del 6800, por lo que podía sustituirlo (aunque tenía su propia ISA diferente).

Y lo peor para Motorola… el 6502 resultó ser 7 veces más barato y 4 veces más rápido que el 6800. Mientras un chip 6502 costaba 25$ en la época, el 6800 costaba 179$. ¿Resultado? El chip de MOS fue usado en multitud de productos de éxito como algunos de Nintendo, Apple, Atari, etc.

Episodio 3: AMD y su venta ruinosa

Mercadillo
Bueno, bonito y barato. ¡Nos lo quitan de las manos!

Muchos piensan que AMD hizo una compra ruinosa para completar su Fusion cuando adquirieron la empresa ATI. Pero lo cierto es que, a pesar del impacto económico, la jugada fue realmente buena. Pocos saben que la pata la metería con una mala venta relacionada con este episodio.

Y es que cuando AMD compró ATI se quedaría con todas sus tecnologías. Entre ellas Imageon, una marca de coprocesadores y chipsets de ATI dedicada a dispositivos móviles. Inicialmente, esta división comenzó a licenciar tecnología Imageon IP de AMD a la compañía Qualcomm. Después, comenzarían a colaborar para dar como resultado Adreno 200 de 2008. Pero en 2009 AMD vende toda la división Imageon a Qualcomm.

Ahora Qualcomm factura ingentes cantidades de dinero gracias, en parte, a estas tecnologías…

Episodio 4: Un Titanic que se hundió sin iceberg

Si hubiera que ponerle banda sonora a esta historia sería esta:

Intel crea su ISA IA-64 y comienza a diseñar sus Itanium para dar un cambio radical al hardware para reducir su complejidad y empujar ésta hacia el lado del software. Además, crean un nuevo paradigma para la ejecución paralela de instrucciones. Así nacía el buque insignia de Chipzilla…

Los analistas de la época predecían que Itanium navegaría por los mares y mercados para conquistar el mundo. Había nacido el transatlántico que sustituiría a los x86 por completo. Pero la botella no se rompió durante la botadura… Los compiladores eran demasiado complejos e incapaces de extraer rendimiento suficiente del chip, además la competencia los hacía papilla. Los analistas pasarían a llamarlo «Itanic», comparándolo con el naufragio del Titanic.

Este proyecto P7 iniciado por Intel con la colaboración técnica de HP. De hecho, para su última línea de procesadores HP PA-RISC (también abandonados) se desarrollaría ese paradigma (véase EPIC) nuevo para ejecutar instrucciones en paralelo y no de forma secuencial, y que más tarde sería portado a los Itanium…

Los Itanium 9700 fueron los últimos chips, finalizando su fabricación en 2020. Solo eran compatibles con HP-UX, y podía ejecutar binarios tanto nativo para IA-64 como para PA-RISC con emuladores.

Intel anunció que dejaría de dar soporte en 2021, mientras que HP extendería el soporte hasta 2025. Recuerda que HP firmó un contrato para usar estos procesadores en sus máquinas, y ha vendido unas cuantas de ellas…

Episodio 5: ¿Trans qué?

Empanadillas
Transpurrrrr

A principios de los 80s una compañía llamada INMOS creó un extraño proyecto llamado Transputer., en el que trabajaría David May. Unos procesadores pioneros con una ISA tipo MISC para computación paralela con un conjunto de instrucciones reducido.

Se transformaron en el primer procesador de propósito general diseñado específicamente para computación paralela. Y aunque se usaron en algunas máquinas de la época y del legado que han dejado, las mejoras en cuanto a ejecución especulativa y unidades superescalares hizo que no se destinaran recursos para seguir con este tipo de procesadores para los que se necesitaba reescribir el software…

Parafraseando la letra de una canción de Alejandro Sainz: después del T2 de 16-bit, el T4 de 32-bit, el T8 con extensiones de 64-bit para FPU, el T400, el T100, TPCore, T9000 y el ST20 (no fue un transputer como tal, pero sí tuvo influencia), después de ti? después de ti ya no hay nada…

Episodio 6: A Apple no le gustan las células

¡Este célula no me mola!
¡Este célula no me mola!

¿Recuerdas lo que te conté en el artículo del Skylake? A Apple no le gustó el concepto de multinúcleo que IBM le estaba aportando.

Recuerda que cuando se anunciaron los primeros PowerPC 970, o G5 como los llamaba Apple, se prometió llegar a los 3 Ghz en un año, algo que no pudieron alcanzar. Además, el consumo de energía era razonable, lo que supuso un serio problema para los equipos portátiles.

Y la competencia, como Intel y AMD, estaban ya con hojas de ruta multinúcleo. IBM también tenía un diseño multinúcleo, pero no era igual. Me estoy refiriendo al Cell. Un proyecto en el que también colaboraría Sony y Toshiba, llevando a cabo la primera implementación en el STI Design Center (siglas de Sony-Toshiba-IBM) de Austin.

Uno de los arquitectos principales implicados en el diseño fue el gran Peter Hofstee. Y lo cierto es que sobre el papel el proyecto era interesante y bueno, pero no en la práctica. Cell fue realmente bueno en cargas de procesamiento multimedia y vectorial, pero malo en cargas para uso general.

A pesar de eso se pudo «aprovechar» para algunas aplicaciones de redes, para la PS3 y para otros proyectos militares… Por lo general, los que tenían 8 SPEs íntegros se usaban para aplicaciones más críticas como las militares y supercomputación, mientras que las unidades fabricadas con algunos SPEs no funcionales se usaban para otras aplicaciones.

Además, Cell no era un multicore convencional. No poseía varios núcleos PPC, sino que poseía un core PowerPC llamado PPE (Power Processor Element), así como 8 unidades SPE (Synergistic Processing Elements), todas ellas entrelazadas por un bus interno de alta velocidad llamado EIB (Element Interconnect Bus).

Cada SPE no es un core PPC como ocurre en la mayoría de x86 (sí, la mayoría, recuerda que AMD usó sus famosos Bulldozer unos módulos donde se compartía FPU, y por tanto, tampoco eran completos), sino que era un sencillo procesador RISC con organización SIMD de 128-bit. Es decir, una especie de coprocesador para ayudar al PPE.

Episodio 7: Una bomba de Fusión para la economía empresarial

bomba H
…y el dinero hizo booom!

AMD Fusion supuso un gran desembolso de dinero con la compra de ATI, para tener una base sólida en cuanto a GPU y poder enfrentarse a Intel. Pero, además de todo eso, durante esa época hubo algunas inestabilidades en la compañía. Y los Bulldozer no fueron lo esperado, de hecho, eso que he citado en la historia anterior hizo que la publicidad de «doble núcleo» fuese engañosa y AMD se viera obligada a pagar 12.1M$ por la demanda…

Al enorme gasto de la compra de ATI, a los desastrosos resultados de Bulldozer, a la inestabilidad y a la multa, se le unieron otros problemas como una fuga de cerebros. Todo este periodo fue para olvidar para la compañía, aunque se han recuperado con más fuerza que nunca con sus Zen… y con el gran trabajo de Lisa Su como CEO.

Héctor Ruíz, el sucesor de Jerry Sanders, no pudo reconducir el rumbo de la compañía y fue sustituido rápidamente. Luego se puso al rumbo Rory Read, que tuvo tan poco éxito como el anterior. A éste poco le parecía importar la ingeniería, solo las ganancias, pero ganancias sin ingeniería…mal negocio. Parecía que la única salida es que alguien, con mucho dinero, comprase la compañía (se rumoreó con Apple y Samsung).

Los accionistas de la compañía comenzaron a ejercer una gran presión sobre los ingenieros para que se centrasen en el sector de la movilidad. Querían que se dejase de lado el alto rendimiento para reducir el consumo. Era la «moda», visto el creciente mercado de los dispositivos con batería…
Además, se comenzaron a usar celdas prediseñadas en vez de hacerlo «a mano», como en la vieja escuela. Eso hacía que el rendimiento no estuviera demasiado optimizado, y que los critical paths fueran un problema mayor. Eso disgustó a algunos ingenieros, como Dirk Meyer, Jim Keller, Raja Koduri, Mark Papermaster, etc. Personas que serían recuperadas más tarde por Lisa Su y responsables de Zen.

Episodio 8: Intel conspira contra sí misma

Miguel Gila
¿Está el enemigo? Que se ponga…

Con casos como este Intel no necesita competencia… Todo comenzó cuando en 1974 inicia la creación de unos chips que saldrían al mercado en 1980. Se trataba del proyecto iAPX (intel Advanced Processor arCHItecture, siendo la X el equivalente a la letra griega JI que equivale a CHI).

Según la propia compañía era un procesador que se adelantaba 20 años a su época. Un proyecto ambicioso y cuya complejidad lo retrasaría varios años. Este chip incluiría soporte para programación orientada a objetos, usaba varios niveles de direccionamiento directo mediante puertos para alojar datos de manera más flexible en memoria, gestionaba errores producidos por la memoria, tenía soporte para procesamiento simétrico o SMP, etc.

Pero ¡vaya hostia que se dieron! Les debe haber estado doliendo hasta ahora. En la práctica, el iAPX i432 de Intel era entre 5 y 10 veces más lento que el Zilog Z80 (chip en el que trabajaban dos ex de Intel que debieron echar de menos, como Shima y Faggin) o el TI TMS1000.

Episodio 9: Cyrix llegó antes, pero se pasó de frenada

Flash
Demasiado precoz…

Cyrix (ahora VIA Technologies es quien mantiene la licencia x86 de ésta) era uno de los competidores de AMD e Intel hace décadas, y que tuvo algunos modelos de más o menos éxito. Uno de los peores resultados lo obtuvieron con el 6×86, un chip que era significativamente más rápido que el Intel Pentium en enteros, pero que era bastante malo en coma flotante. Eso hizo que los usuarios que querían usar software multimedia y videojuegos en la época renegaran de él. Además, tenía problemas de estabilidad en placas base con socket 7.

Pero no contentos con eso, lanzarían el Cyrix MediaGX, uno de los primeros intentos de crear un SoC, es decir, todo un sistema integrado en un solo chip. Por tanto, incluía una CPU, una GPU, controlador de memoria, PCI, etc. Sí, sin duda un concepto innovador que ahora es popular, pero llegaron demasiado pronto.

Esto sucedería en 1996, cuando la tecnología no estaba suficiente madura para ello y la demanda de este tipo de productos no era nada razonable como para intentarlo. Además, los modelos de placas base compatibles eran extremadamente limitados.

No obstante, MediaGX fue adquirida por National Semiconductor, que les daría una segunda oportunidad a estos chips con sus Geode de 1999, y más tarde (2003) comparada por AMD. Ambas compañías tampoco resultaron buenos resultados con ello…

Episodio 10: TI TMS9900

José Mota
¿Ande andará el registro?

Texas Instruments ha creado grandes chips a lo largo de la historia, pero este no es uno de esos capítulos de éxito. Me refiero al TMS9900, un chip que llegó en un momento donde pudo haber cambiado la historia del PC, pero no lo hizo.

Básicamente cuando IBM creó su IBM PC tenía dos opciones en aquella época: el TMS9900 o el Intel 8086/8088. El Motorola 68k estaba en desarrollo en aquel momento, pero aún no estaba listo. Pero algunos desastres implícitos en el chip de TI hizo que IBM se decantase por Intel, entre otros motivos:

  • El TMS9900 tenía 16-bit en su bus de direcciones frente a los 20-bit del 8086. Es decir, podía direccionar menos memoria. Eso era suficiente para que el engendro de TI solo pudiera direccionar 64 KB en vez de 1MB del Intel.
  • TI también descuidó el desarrollo de periféricos de 16-bit, lo que dejó a la familia con periféricos de 8-bit que penalizaban el rendimiento.
  • El TMS9900 era un procesador que carecía de registros de propósito general dentro del chip. Los 16 registros de 16-bit que usaba estaban almacenados en la memoria principal.
  • TI tuvo problemas para obtener socios como segundo proveedor.

En definitiva, IBM eligió y así comenzó la historia de la arquitectura que ahora usamos en PC.

Bonus: El enemigo conoce el sistema

No es el título de un libro de Marta Periano, sino un caso real de espionaje que hubo en Intel. El protagonista fue el ingeniero, físico, programador, hacker y espía argentino Bill Gaede (Guillermo Gaede) durante la Guerra Fría.

Gaede nació en Argentina, aunque su familia emigraría a Illinois en 1959 para retornar nuevamente años más tarde a Argentina. Creció en el seno de una familia de ideales peronistas, pero se afilió al partido comunista al cumplir 21 años. Posiblemente fue influido por el sindicato FOETRA de la compañía ENTel para la que trabajaba.

En 1977 intentó ir a Cuba pero se rechazó su visado y finalmente decidiría emigrar a EE.UU. Allí comenzaría a trabajar bajo nombre falso: Ricardo Monares para la compañía Caron International hasta que decidió marcharse a Sunnyvale (California) para trabajar en AMD en 1979.

En 1982 ascendió al puesto de ingeniero, consiguiendo acceso a información técnica de la industria semiconductora. Cuando en 1986 lo trasladaron a la planta de Austin (Texas), Gaede entregaría la información obtenida a unos agentes cubanos en la frontera con México. El Gobierno de Cuba a su vez pasaría dicha información a la Unión Soviética. Dicen que en 1988 el propio Fidel Castro invitaría a Gaede a La Habana en agradecimiento…

Durante los 90s, Gaede se fue desvinculando poco a poco del comunismo (supuestamente) debido a la caída de la URSS. Y el 13 de julio de 1992, obedeciendo a agentes cubanos, se entregaría a la CIA (derivando el caso al FBI).

Entonces, el FBI usaría a Gaede en operaciones de contra-espionaje y para penetrar en la inteligencia cubana usando sus contactos. La recompensa sería una cuantiosa cantidad económica.

Durante esa época, Gaede trabajaría en la planta de Intel de Chandler (Arizona), pasando desapercibido para todos. Y aunque el FBI asegura que advirtió a Intel del pasado de Gaede, Intel negó haber sido informado.

Los propia seguridad interna de Intel descubrirían sus anteriores actividades en AMD y lo despidieron en 1994. Pero Intel no actuó a tiempo y Gaede ya tenía en su poder la base de datos del proceso de fabricación del Pentium. Bill huyó con dicha información a América del Sur, donde se dice que podría haber vendido dicha información al gobierno chino e iraní.

Más tarde sería capturado en Argentina mientras intentaba pasar más documentos. Sería interrogado por la SIDE y la CIA. Además, Steve Lund, jefe de seguridad interna de Intel, se citaría con Gaede en el Hotel Sheraton de Buenos Aires el 14 de mayo de 1995. Allí le confesaría el robo de documentos y material de AMD e Intel.

Entre las confesiones, según Lund, también reconoció haber enviado datos del 486 por correo a AMD en 1993. Algo que Gaede niega rotundamente (sí reconoce el resto de acusaciones) y que podría ser, supuestamente, un movimiento de Intel para salpicar a su rival.

Finalmente, Gaede regresó a EE.UU. en 1995, allí le esperaba el FBI para arrestarlo, juzgarlo y encarcelarlo. Durante el juicio, AMD, FBI y Fiscalía Federal se quejaron de la ausencia de leyes adecuadas para este tipo de espionaje industrial. El resultado fue la aprobación de la Ley de Espionaje Industrial de 1996.

Tras cumplir 33 meses en la cárcel, y haciendo caso omiso a las recomendaciones de no deportarlo, finalmente el INS lo deportaría…

Isaac

Apasionado de la computación y la tecnología en general. Siempre intentando desaprender para apreHender.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar