Green Computing: ¿qué podemos hacer?

El 21 de octubre fue el Día Mundial del Ahorro de Energía, y el 24 de octubre fue el Día Internacional Contra el Cambio Climático. Así que, vuelvo con la serie Green Computing aprovechando la cercanía de esos días y porque creo que la causa lo merece. Esta vez intentaré dar algunos consejos que son sencillos y que todos podemos hacer para poner nuestro granito de arena para luchar contra el cambio climático desde dentro del mundo de la computación…

No sé si debería tratar este tema como un off-topic, dedicado a despertar un poco las conciencias sobre algunos temas, porque creo que se está convirtiendo en algo grave. Pero bueno, he preferido incluirlo en esta otra serie. Dicho esto, vamos al grano…

Te propongo un juego…

Te confieso que las siguientes imágenes yo antes las veía solo por la TV, y pensaba que jamás me pasaría a mi. Son imágenes típicas quizás de países de la zona del Caribe, pero…

Quizás muchos piensan que soy un alarmista, que exagero, pero qué quieres que te diga, a mi me preocupa esto. Entre otras cosas, porque tuvimos que pagar para reconstruir todo lo destruido por la inundación de 2012 y todo se ha vuelto a ir al traste en la de 2019. Y cuando te recuperas y sacas fuerzas para volver a reconstruirlo todo, ahora piensas ¿cuánto durará? ¿cuándo vendrá la próxima? Y siempre lo digo, somos muy afortunados, porque otros no tienen tanta suerte…

Ver mapa de zonas inundables por la subida del nivel del mar por el cambio climático

Y no voy a ser pesado comentando las extinciones masivas que están a punto de suceder, las enfermedades causadas por la contaminación y los muertos anuales, y un largo etc. Ahora voy a ser positivo: quizás aún estamos a tiempo de evitar algunas consecuencias. Algunos no parecen entender que si la tierra muere, mueren ellos también.

¿Puedes confiar en que hagan algo?

Yo diría que no… Todos tenemos que hacer algo y comenzar a actuar de forma urgente ya, y quizás hemos empezado algo tarde. No esperes a que los mandatarios lo hagan por ti, porque no lo van a hacer, puesto que solo quieren tu voto.

Si esta chica ha molestado a Donald Trump y a Vladímir Putin, entonces no va muy mal encaminada… A veces, el mejor termómetro para saber si estás en el buen camino es confirmar que molestas a ciertas personas. Si no irritas a los de arriba es que no tienes nada interesante que decir.

Trucos y consejos para ahorrar energía mientras disfrutas de la tecnología

cambio climático

No se trata de renunciar de la tecnología y volver a la época de las tabernas como algunos piensan. Se trata de un desarrollo sostenible, pudiendo disfrutar plenamente de todo, pero con un poco más de conciencia y respeto por el medio ambiente. ¿Quieres saber qué puedes hacer? Voy a ello…

Etiquetado de productos tecnológicos

Las etiquetas de los productos tecnológicos con importantes. Algunas de las etiquetas más importantes que deberías buscar cuando vas a adquirir un producto son:

  • Etiquetado de eficiencia energética de Europa: los productos eléctricos pueden estar etiquetados como G, F, E, D, C, B, A, A+, A++, A+++. La G es una etiqueta poco eco, ya que son los que más energía consumen, mientras que un A+++ sería el más eficiente energéticamente hablando. Compra siempre productos A, A+, A++ y A+++ preferentemente. Si no lo haces por el medio ambiente, al menos hazlo por tu bolsillo, ya que consumirá menos y ahorrarás dinero en facturas.
  • Energy Star: una etiqueta americana para evaluar la eficiencia energética de los productos electrónicos (monitores, impresoras, ordenadores,…). El último nivel de la certificación es el 5.0.
  • TCO: para certificar que los monitores y equipos informáticos cumplen con unos requisitos de calidad y medioambientales mínimos.
  • RoHS: etiqueta muy importante de la UE que garantiza que no se emplean sustancias peligrosas. Si está marcado con esta etiqueta no contendrán metales pesados como el plomo, mercurio, cadmio, cromo hexavalente, y otras sustancias contaminantes como bifenilos polibromados (PBB), éteres de difelino polibromados (PBDE), etc.
  • Reciclable y WEEE: por supuesto, el famoso logo de que es un material reciclable, y si son residuos electrónicos, ya sabes que no debes tirarlos al contenedor de vidrio, ni de papel, ni de los plásticos/metales, sino llevarlos a un punto limpio específico. Allí los tratarán y reciclarán en la medida de lo posible.
  • Más etiquetas

¡Compra con cabeza y una vez usado tíralo también con cabeza a donde corresponde!

Trucos para el usuario

Como usuario, hay muchas cosas que podemos hacer para ahorrar energía, y por tanto, reducir las emisiones cuando las fuentes de energía no son renovables y emiten altas cantidades de CO2:

  1. Desenchufa los cargadores/adaptadores AC si no los estás usando.
  2. No dejes los equipos en stand-by si no los vas a usar por un largo periodo de tiempo. Recuerda que el stand-by puede consumir entre 1 y 5 vatios, no 0w como algunos piensan. Si tienes un sobremesa, apaga el interruptor de la fuente de alimentación y el monitor de forma total. Se estima que los tiempos inactivos de la computadoras en todo el mundo consumen unas 45.000.000 toneladas de CO2 al año por los 60.000 MW consumidos (para hacerte una idea, una central nuclear produce unos 1000 MW).
  3. No abras cuentas en servicios en la nube a lo loco, eso también incluye aquellos que tienen muchas cuentas de correo diferentes, etc. Ten en cuenta que el HPC consume ya un 2% de la energía mundial (850.000.000 de toneladas de CO2 al año). Los data centers se escalan más y más para satisfacer las mayores demandas de estos servicios. Así que, úsalos, pero con lógica. Ejemplos:
    1. Hay personas que tienen 18 direcciones de correo diferentes y no las usa. Por ejemplo, para evitar eso, si tienes GMAIL, puedes crear alias. Así, con una misma cuenta parecerá que tengas varias. El alias en GMAIL se crea muy fácilmente. Si tienes una cuenta nombre@gmail.com, puedes usar nombres como otro+nombre@gmail.com, aaa+nombre@gmail.com, palabra+nombre@gmail.com, etc. Todos ellos llegarán a tu misma cuenta nombre@gmail.com.
    2. Otros vuelven a subir a los servicios de almacenamiento en la nube cosas que ya se encuentran subidas. Si puedes evitar duplicar contenido, ahorrarás espacio, energía y evitarás que los proveedores de servicios tengan que agregar más y más discos duros a sus servidores…
  4. Pasa un rato con la configuración de tu equipo. Desde el brillo adecuado de tu monitor (a veces se peca de exceso de brillo), hasta la gestión de los modos de ahorro de energía de tu sistema operativo (configurar el tiempo tras el que se debe apagar el monitor, entrar en modo de hibernación, etc.) para ahorrar. En Linux, puedes además usar los gobernadores de potencia que más te interesen usando herramientas como cpupower, etc.
  5. Todo el hardware que no vayas a usar, desconéctalo. Por ejemplo, muchos usuarios tienen todos los periféricos conectados al equipo y no los suelen usar. Si haces eso, se estarán alimentando inútilmente.
  6. Compra un equipo a tu medida. Por ejemplo, si usas programas ofimáticos, navegas por la red, y usas software que demande pocos recursos, ¡¡¡no compres un PC Gaming!!! Es como si compras un Fórmula 1 para callejear. Preferiblemente los equipos portátiles van a suponer un buen ahorro si no necesitas expresamente un equipo de sobremesa. Incluso algunos pueden tener suficiente con un tablet… Para poner cifras, si se supone que usas el equipo unas 4 horas al día y asumiendo que el sobremesa tiene un consumo medio de 135 W/h, el portátil 55 W/h, y que el KWh está a 15 céntimos de euro, puedes estar consumiendo unos 30€ y 12€ anuales respectivamente. En precio no puede parecerte mucho, pero ¿y las emisiones de CO2 que ahorras?
  7. Usa software más eficiente. Por ejemplo, si tienes la posibilidad de elegir entre dos navegadores webs, no instales el que más tiempo de CPU y más RAM demande. Elige el más ligero y eficiente. Igual con sistemas operativos y otros programas. En GNU/Linux tienes varios entornos de escritorio ligeros (LXDE, Xfce,… y KDE Plasma, sí, aunque antes era pesado, ahora los chicos de KDE han conseguido optimizarlo para que su consumo de RAM sea bajísimo, pese al estigma que tiene por el pasado). Por cierto, si usas GNOME puedes usar GNOME Power Manager y si usas KDE Plasma usa KPowersave.
  8. Como usuario, sé eficiente durante tu uso. Por ejemplo, si necesitas ver un vídeo de YouTube, házlo. Si necesitas enviar 5 correos electrónicos, no te cortes. Pero algunas personas tienen un vídeo de YouTube (o cualquier otra plataforma) mientras están viendo la tele o hacen otra cosa. Otras personas usan el correo para enviar idioteces o hacer campañas de spam. Tienes que saber que hacer 100 búsquedas en Google supone 20 gramos de CO2, ver 1 semana de vídeos en YouTube 1 kg de CO2, cada email que envías son 4 gramos de dióxido de carbono (65 emails equivalen a la contaminación de un coche durante 1 km de marcha). ¿Te parece poco? Multiplica por los millones de usuarios…
  9. No padezcas, lo que yo llamo, Síndrome de Diógenes digital. A veces acumulamos gran cantidad de archivos que no queremos en nuestros discos duros, ocupando más y más capacidad, comprando nuevos medios de almacenamiento para satisfacer nuestras necesidades. Igual ocurre con los correos, donde no limpiamos la bandeja de Spam o la de Entrada de correos que ya no queremos. Lo mismo para servicios de almacenamiento en la nube. Así que, pasa un momento haciendo limpieza de lo que no necesitas.
  10. Calefacción vs refrigeración: para mantener la efectividad de tus sistemas de refrigeración en invierno, haz un uso moderado de la calefacción. Mantén una temperatura entre 19-21ºC de temperatura en habitaciones cerradas. Eso es lo ideal, ahorrando en calefacción y evitando que los sistemas de refrigeración necesiten funcionar a mayor rendimiento para disipar el calor de los chips o, pero aún, que tengas la necesidad de implementar nuevas medidas de refrigeración.

Más información – Green Computing: el reto del HPC

Criptominería: un grave problema

Esta nueva fiebre del oro que ha surgido con las criptomonedas es un poco absurda. Cuando apareció el Bitcoin, invertir un poco de dinero y comprar algunas de estas monedas fue un gran negocio, puesto que el valor en aquella época era insignificante y han llegado a valer miles de euros. Pero ¿minar? ¿en serio?

Con esta fiebre muchos se quisieron aprovechar de ello lanzando algunos ASICs para minar más rápido (más Hash rate) que usando CPUs y GPGPUs. Tal ha sido el fenómeno, que ha habido escasez en el stock de tarjetas gráficas por esta obsesión. Pero ni la potencia de cálculo de una GPU ni los ASICs eran ninguna maravilla para minar cantidades rentables de dinero si le restas la inversión energética que tienes que hacer al tener un equipo constantemente minando.

Muchos usuarios minando, michas granjas de minería,… poca rentabilidad, pero mucho, muchísimo derroche energético. ¿Quieres cifras? SOLO la minería del Bitcoin ya consume más energía eléctrica que toda Suiza (8.42 millones de habitantes). Se estima que el consumo de minería para minar el Bitcoin, sin contar otras criptodivisas, es de 66.7 TW (Teravatios) por hora y por año. Para hacerte una idea, un país como la República Checa tiene 10.6 millones de personas consume más o menos esa cifra.

¿Crees que con una AMD o NVIDIA o con un ASIC vas a ser multimillonario? ¡Piensa un poco joder! Ni con un supercomputador podrías obtener rentabilidad. Por ejemplo, con el supercomputador chino Tianhe-2, la factura de energía estaría en torno a los 90.000€ mensuales (dependiendo del precio del KWh), y se podría llegar a obtener unos 500€ al mes minando. ¿Hello? Evidentemente no está optimizado para eso, pero para que veas lo ridículo que es pensar que por muchos FLOPS que tengas vas a hacerte rico minando.

Conclusión, lejos de hacer fortunas, algunos han derrochado grandes cantidades de dinero y energía en vez de ahorrarla. ¿Realmente crees que te podías hacer rico con esto? ¿Realmente conoces a un rico por minar? Pues eso… mejor guarda el «pico» y ponte a pensar en algo novedoso, seguro que con eso ganas más dinero que con esto.

Mentalidad abierta para enfrentarse a los desafíos mundiales

Con la filosofía abierta no solo se pueden atajar de una mejor forma los problemas informáticos, también otros muchos problemas mundiales. ¿Te imaginas medicinas open-source? Sin que una gran farmacéutica pueda controlar la patente e imponer precios que a veces son abusivos, como el sofosbuvir para la Hepatitis C, cuya farmacéutica Gilead cobra hasta 54.600€ por el tratamiento de 12 semanas (1000 veces más de lo que supuestamente cuesta producirla).

Una mayor regulación, y la apertura de estas patentes cerradas, promocionarían una mayor competencia y también una mejora de los productos y servicios. El problema es que en cuestión de medicamentos no es como en el software, en estos casos, sin competencia y sin poder pagar «la licencia», la alternativa es la muerte

Otros muchos problemas globales también pueden atajarse con la filosofía impuesta en el mundo tecnológico. El cambio climático es uno de estos campos en los que podría favorecer. Evitando así que una sola organización, gobierno, empresa o persona los aborde solo o aporte soluciones que solo lo favorecen a él. Por ejemplo, en el kernel Linux contribuyen muchos desarrolladores, y se evita todo aquello que solo beneficie a uno en particular. Se busca siempre el mejor compromiso para todos…

Un ejemplo de proyectos para enfrentarse a este tipo de desafíos energéticos y cambio climático es el reactor nuclear de Generación IV de código abierto iniciado por Transatomic Power. Este reactor transatómico usa sales fundidas en vez de agua ligera como los reactores térmicos convencionales. El combustible usado es líquido en vez de sólido, lo que facilita el mantenimiento. Produce una cantidad de residuos nucleares anuales de 4.8 toneladas, frente a las 10 toneladas de los convencionales. Y si eso es poco, es mucho más seguro ante accidentes y funcionan a presión atmosférica (no x100 la presión atmosférica de los convencionales).

Aunque personalmente no estoy a favor de la energía nuclear… Prefiero fuentes renovables.

Comunidad y un objetivo común

Un enfoque abierto para estos desafíos y y objetivo común de toda la comunidad podría favorecer mucho a los objetivos:

  • Reducir las emisiones de dióxido de carbono o CO2, y otros gases de efecto invernadero.
  • Reducir desechos industriales.
  • Producción de electricidad estable y a bajo coste sin aumentar las emisiones.
  • Optimizar los dispositivos conectados para demandar menos energía.
  • Aprovechar mejor los productos contra la obsolescencia programada, reduciendo la contaminación del aire, agua y tierra, además de la basura generada.

Todo es posible con la unión y la colaboración

¿Puede el open-source hacer algo por el medio ambiente?

Bueno, en el anterior artículo de Green Computing ya adelanté algo sobre proyectos como Linux y RISC-V. Ahora voy a complementar ese contenido con nuevas evidencias:

  • Linus Torvalds y otros desarrrolladores de Linux se han esforzado por mejorar más y más el kernel para aumentar las credenciales ecológicas. Después de un arduo trabajo, se han rehecho casi todas las partes del núcleo para mejorar la administración de energía. El propio Linus comentó: «Todos quieren ser conscientes del consumo. No se trata solo de querer ser ecológicos. Esto también agota las baterías.«. Usa GNU/Linux y evita pesados sistemas operativos que no se preocupan por el medio.
  • Que Linux permita gran cantidad de posibilidades de virtualización de varios tipos, han conseguido ahorrar en energía y ha evitado la construcción de nuevos centros de datos. Muchas grandes máquinas están muy desaprovechadas, y con la virtualización puedes exprimir hasta el último recurso de ellas si necesidad de tener varias máquinas físicas enchufadas… IBM estima que la combinación de varios servidores virtuales en un solo servidor físico puede ahorrar aproximadamente 7000 kWh por cada VM de forma anual.
  • Linux introdujo desde la versión del kernel 2.6.21 mejoras en los sistemas de temporización (véase tick/tickless, PowerTOP, CPUidle, CPUfreq, EAS,…) para reducir los tiempos de inactividad. Cada 4 ms activa una interrupción y verifica si es necesario programar o no nuevas tareas.
  • Existen algunos proyectos abiertos amigables con el medio ambiente que deberías conocer:
    • Eco Hacker Farm: da apoyo a comunidades sostenibles y apoya proyectos interesantes proyectos de software.
    • Public Lab: comunidad sin ánimo de lucro y abierta para poner el DIY y la ciencia en manos de los ciudadanos. Se creó tras el desastre petrolero de BP de 2010.
    • Apache Open Climate Workbench: software de evaluación y creación de modelos sobre el cambio climático.
    • Open Source Ecology: proyecto de código abierto con el objetivo de mejorar la economía sostenible, regeneración ambiental, y justicia social.
    • Mozilla Science Lab: todos conocemos Mozilla y su compromiso con el código abierto, y este proyecto permite exportar esta filosofía a la comunidad científica para permitir las investigaciones y abordar los problemas ambientales.
    • Pangeo: promueven la ciencia abierta, reproducible y escalable. Creen que el mundo puede cambiar a mejor si se usa adecuadamente el Big Data.
  • El código abierto puede ayudar a reducir el calentamiento global, como dice Steven Chu. Y eso es debido al poder de la comunidad, de la cooperación a nivel global para mejorar la tecnología sin el obstáculo de la propiedad intelectual y patentes.
  • Las distros ligeras permiten reutilizar hardware obsoleto y darle otra oportunidad de uso. En cambio, otros sistemas operativos demandan cada vez más y más recursos y te obligan a comprar hardware cada vez más potente, contribuyendo a la obsolescencia programada de equipos y obligándote a consumir más.
    • Reciclaje / reutilización: Tienes que saber que la cantidad de computadoras desechadas cada año supera los 300 millones de promedio, una cantidad enorme de basura electrónica…(se desechan de media cada 2 o 3 años debido a la obsolescencia). Eso significa toneladas de desechos con cadmio, plomo, berilio, vidrio de los CRTs, baterías de todo tipo, bifelino policlorinado, mercurio, etc., pero también implica una oportunidad para obtener otros materiales como el cobre, polímeros plásticos, y otros elementos que se pueden reciclar para darle una nueva vida.
    • Reutilización: la reutilización de equipos supone también una contribución importante. Para darte datos, debes saber que la mayor parte de los productos que consumes necesitan x10 su peso en combustibles fósiles para su producción. ¿Qué tal si les das una nueva oportunidad?
    • Por ejemplo, empresas como Free Geek, han conseguido restaurar equipos viejos y darles una nueva vida instalando GNU/Linux en ellos, evitando unas 500 toneladas de chatarra electrónica. Estas computadoras reparadas se pueden vender, lo que genera también gananciales, o ser donadas para países pobres o gente que las necesite y no se pueda permitir el lujo de comprar una nueva. ¡Dos pájaros de un tiro!
  • El software libre y de código abierto tiene un modelo de distribución en línea en el 99% de los casos. Eso reduce en materias primas y transporte, frente al software propietario vendido en medios ópticos, etc.
  • El avance de la computación ha permitido una mejora ambiental (las supercomputadoras permiten simular los efectos dañinos, estudiar el clima,…), pero también ha dejado una huella dañina.

Quizás en el futuro pueda hablar de otras cosas importantes, como las empresas tecnológicas más respetuosas con el medio ambiente, cómo se puede reducir el consumo de agua dentro de una foundry, la procedencia de las materias primas que usan (como el Coltán), etc. De esa forma, podrías seleccionar mejor los productos que compras para tener la conciencia un poco más tranquila.

Isaac

Apasionado de la computación y la tecnología en general. Siempre intentando desaprender para apreHender.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar