Rosa M. Badia: entrevista exclusiva para AT

Hoy comparto con vosotros una entrevista con la Dr. Rosa M. Badia, adscrita a la FIB y líder del grupo Workflows and Distributed Computing del BSC-CNS. Una gran oportunidad para conocer el lado más humano que hay tras estas grandes máquinas de la computación y que tanto están haciendo por, por ejemplo, la lucha contra el SARS-CoV-2.

Dicho eso, creo que con solo leer su biografía y trabajos de investigación sobran los elogios, pero si quieres conocer el lado más personal y profesional de Rosa, te invito a seguir leyendo la entrevista completa…

Architecnología: ¿Quién es Rosa M. Badia? ¿Cómo te definirías a ti misma?

Rosa M. Badia: Rosa M Badia es una investigadora del área de modelos de programación paralelos para computación distribuida, jefe del grupo Workflows and Distributed Computing del Barcelona Supercomputing Center.

AT: ¿Cuándo comenzó a interesarte el mundo de la tecnología?

RMB: Pues es difícil de decir, supongo que me ha interesado desde siempre. Pero recuerdo que de muy niña un tío mío me regaló una calculadora y que ese dispositivo me entusiasmó. Era una calculadora muy sencilla, y aparte de usarla para hacer cálculos, recuerdo desmontarla y observar los circuitos digitales que en ella había.

AT: ¿Has sentido discriminación de género en algún momento o has sentido que debes demostrar más por el hecho de ser mujer?

RMB: Pues la verdad es que no. En mi carrera he tenido mucha suerte y me he sentido apoyada por mis compañeros, y en concreto especialmente por mis directores actuales en el BSC. También en mi entorno familiar y de pareja me he sentido apoyada al tomar la decisión de seguir una carrera tecnológica, aunque no siempre hayan entendido del todo a que me dedicaba…

AT: Siempre suelo preguntar a las entrevistadas ¿qué consejo les darías a las niñas o mujeres que quieran dedicarse al mundo STEM?

RMB: Pues que sigan esa carrera y que es un área donde las mujeres pueden brillar igual que los hombres. Que no tengan en cuenta los estereotipos, que no hay «carreras de chicos» o «carreras de chicas». Que es muy importante dedicarse a lo que una le gusta.

AT: ¿Has tenido algún referente conocido? Alguien que te haya inspirado a conseguir lo que eres en la actualidad.

RMB: Hay muchas personas a las que admiro, pero no pienso que directamente me haya inspirado ninguno o ninguna en concreto. A nivel familiar, sin duda la persona que me ha influenciado y ayudado más ha sido mi madre.

AT: ¿Cuál es tu labor dentro del BSC del Centro Nacional de Supercomputación?

RMB: Como jefe de equipo mi labor es coordinar un grupo de investigación. El grupo actualmente cuenta con unas 20 personas de perfiles diferentes: estudiantes de máster y doctorado, desarrolladores, investigadores post-doctorales y investigadores senior. El tema de investigación es el desarrollo de herramientas que facilite la programación de aplicaciones paralelas para su ejecución en plataformas de computación complejas, tales como supercomputadores o clouds. También investigamos otro tema muy interesante, que es como almacenar los datos en estas plataformas para su acceso más eficiente.

AT: ¿Cuál ha sido el proyecto que más satisfacción personal te ha dado?

RMB: Pues el proyecto actual, el entorno de desarrollo de aplicaciones PyCOMPSs/COMPSs. El objetivo es permitir el desarrollo de aplicaciones paralelas de manera fácil, a partir de lenguajes de programación de propósito general (Python, Java o C/C++) y programando en secuencial. Por ejemplo, queremos ofrecer a los investigadores científicos un conjunto de herramientas que facilite la programación de aplicaciones que se ejecutan en MareNostrum 4, sin tener que ser un experto en programación en paralelo. En la actualidad, dedicamos mucho esfuerzo a la versión Python (PyCOMPSs) ya que es un lenguaje de programación de mucho uso hoy en día, y que es usado tanto en entornos de supercomputación, como de inteligencia artificial y bigdata. En este sentido, también estamos ofreciendo la librería de machine learning dislib paralelizada en PyCOMPSs, que ofrece una interfaz de usuario muy sencilla parecida a la de la popular scikit-learn, pero a diferencia de esta, puede ejecutarse en paralelo y en plataformas de computación distribuidas.

AT: Hace poco entrevisté a Calista de RISC-V Foundation, y también publiqué una entrevista con Philippe Notton de EPI / SiPearl. El BSC es una pieza clave para este proyecto. ¿Cómo lo estás viviendo desde dentro? ¿Estás involucrada de alguna manera?

RMB: Pues EPI es un proyecto, como bien dices, apasionante, y que puede tener un gran impacto en Europa. Es fundamental que Europa tenga tecnología propia y que no se dependa de Estados Unidos o China para poder fabricar nuestros ordenadores. Mi grupo está involucrado en el proyecto MEEP, que entre otros tiene como objetivo el desarrollo de la arquitectura de software para los computadores construidos con el procesador EPI. Contribuimos con los resultados de nuestra investigación (entorno PyCOMPSs/COMPSs) y con nuestra experiencia en entornos de contenedores (Docker, Singularity y Kubernetes).

AT: ¿Cuándo crees que podría funcionar el Marenostrum íntegramente con los desarrollos que surjan de EPI?

RMB: Actualmente tenemos en el BSC el MareNostrum 4, y se ha previsto que MareNostrum 5 esté en marcha durante el 2021, aunque en esta edición el procesador EPI aún no estará listo para un supercomputador en producción. Esperamos que MareNostrum 6 pueda estar equipado con el procesador EPI, pero la fecha de su puesta en marcha es incierta.

AT: Europa tiene una altísima dependencia tecnológica. Lo que se está haciendo en EPI es un paso importante, pero hay otros puntos débiles como las foundries. De hecho, los chips europeos van a ser fabricados en TSMC si no recuerdo mal. La foundry más avanzada en territorio europeo, si no me equivoco, es la de Global Foundries en Dresden,… pero no está en manos europeas. ¿Crees que se podría salvar esto en un futuro?

RMB: Entiendo que, a nivel estratégico europeo, igual que ahora se está apoyando el diseño del procesador EPI, en su momento se apoyará la creación de foundries, sino no tendría demasiado sentido.

AT: ¿A qué otros retos os enfrentáis desde el sector HPC para el futuro más inmediato (consumo energético, de los semiconductores basados en silicio, solventar algunos problemas de la computación heterogénea,…)?

RMB: Hay muchos retos en estos momentos. Debido a que la tecnología actual está llegando a un punto de estancamiento, es necesario estudiar nuevas alternativas, lo que se está llamando la era Post-Moore. En estas alternativas se tienen en cuenta computadores altamente heterogéneos: computadores compuestos por procesadores de diferentes arquitecturas, incluyendo el procesador ARM-RISC V que se usa en el EPI, aceleradores gráficos GPU, lógica programable FPGA, etc. Uno de los retos que conlleva esta opción es la programación de estos sistemas tan complejos, área en la que mi grupo puede contribuir extensamente.

AT: ¿Puedes contar a los lectores algunas aplicaciones prácticas que se le esté dando ahora al Marenostrum? A veces la gente ve la supercomputación como algo lejano, pero no saben que está más cerca de ellos de lo que piensan y que los resultados que se consiguen en los centros de datos les pueden reportar numerosas mejoras en sus vidas.

RMB: Pues creo que ahora mismo es importante resaltar una sola aplicación, que todo el mundo entenderá y que es cercana a todos: la investigación del SARS-CoV-2 o COVID-19. Desde el inicio de la irrupción del COVID-19, y mucho antes de que fuera presente en España o Europa, la comunidad científica, incluida la del BSC, empezó a dedicar muchos esfuerzos a entender el virus: como había mutado de un animal a una persona, las posibilidades de nuevas mutaciones, que parecido tiene este virus con otros previos, las características del virus, estudio de medicamentos para su tratamiento, etc. En el MareNostrum se están priorizando la ejecución de todos estos estudios, y se está dando acceso a científicos y empresas para que puedan realizar estos trabajos de investigación. Esta acción se realiza a nivel del BSC y español en la RES, pero también a nivel europeo con la llamada de la red PRACE a trabajos de investigación para estudiar y mitigar el COVID-19.

Y para que se entienda cómo contribuye la investigación realizada por mi grupo, en concreto algunos de estos trabajos son aplicaciones (workflows) desarrollados por el departamento de Ciencias de la Vida del BSC y por un grupo del IRB, que internamente usan PyCOMPSs para su paralelización y para facilitar su ejecución. Estos expertos nos están reportando que gracias a PyCOMPSs pueden obtener resultados de manera rápida y fácil usando los recursos de MareNostrum.

AT: ¿Podrías completar esta frase? “Me gustaría poder anunciar que gracias a mi trabajo…”

RMB: … he ayudado a identificar el origen del COVID-19.

AT: ¡Gracias en nombre de todos por hacernos la vida un poco mejor!

A veces siento que estáis tan injustamente olvidad@s, a pesar de que sois los científicos y sanitarios los que salvan realmente vidas, o trabajan para hacérnosla más fácil. Incluso cuando los sueldos, o la inversión para investigación no es favorable, seguís haciendo una fantástica labor. Pese a eso, tristemente, muchos parecen preferir apartar la mirada hacia ese otro ruido generado por aquellos que se erigen «protagonistas» en estos tiempos y que están hipotecando nuestro futuro…

«Ten menos curiosidad por la gente y más curiosidad por las ideas«

Marie Curie

Isaac

Apasionado de la computación y la tecnología en general. Siempre intentando desaprender para apreHender.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar