Una historia de UNIX: los litigios, SCO contra todos

A pesar de la interesante historia tras UNIX y el éxito que ha tenido, no todo ha sido un camino de rosas. De hecho, hubo intereses en hacerlo desaparecer por parte de la competencia. Pero lo triste es que la guerra sangrienta se inició dentro del seno del propio mundo Unix, como ahora veremos. Por cierto, una guerra que casi está acabada, aunque aún quedan algunos escollos como detallaré en el siguiente artículo.

Así que de eso tratará este nuevo artículo del especial de octubre… todo lo que tienes que saber sobre la historia de batallas judiciales y algunas curiosidades que tal vez no sabías y resultan sorprendentes. Todo esto terminó haciendo mucho daño, con ganadores y perdedores, como en todas las guerras «civiles». Aunque creo que quién más perdieron fueron los propios usuarios.

Bienvenido a las «UNIX Wars»

El primer paso en esta guerra judicial lo da USL cuando interpone una demanda contra BSDI de la Universidad de California por haber hecho uso del código UNIX de su propiedad. Les acusaba de haber distribuído la propiedad intelectual sin permiso, ya que BSD cogía como base UNIX System V y se transformaría en una de las fuentes más importantes tras la propia AT&T como vimos en el artículo sobre la historia Unix. Pero esta demanda sería archivada en 1992 a cambio de no distribuir Net-2.

En 1993, Novell compara la división USL de AT&T, quedándose con la propiedad intelectual de UNIX. Novell llegaría también a un acuerdo extrajudicial con la Universidad de Berkeley, para que pudieran seguir adelante. Aunque todo esto retrasó el desarrollo de BSD casi dos años hasta que todos los problemas legales no fueron resueltos. De los 18.000 archivos de BSD, solo 3 tuvieron que ser eliminados y 70 modificados para respetar la propiedad intelectual de UNIX. Gracias al retraso hasta 1994, otros Unixs comenzaron a tomar mayor relevancia.

Linus Torvalds aseguró que «Yo no habría tenido que crear Linux si no hubiera habido ninguna demanda contra BSD a principios de los 90. No habría sido necesario«.

En 1994 se lanza BSD 4.4-Encumbered para los concesionarios de AT&T y 4.4BSD-Lite libre sin código propietario. En 1995 llegaría BSD 4.5-Lite y CSRG se disolvería, por tanto, el desarrollo del BSD original también finalizaría. Y ajenos al desarrollo de BSD, los laboratorios adquiridos por Novell no duraron mucho en sus manos, y en el mismo año que CSRG se disuelve, SCO (Santa Cruz Operation) compra esos laboratorios a Novell.

Novell compraría más tarde SUSE, luego pasaría a Micro Focus y ahora propiedad del grupo EQT. Caldera era también conocida por crear distribuciones Linux en la época. Así que tanto Caldera como Novell estaban relacionadas con el mundo Linux. Esto es importante para lo que viene a continuación…

Pero en Novell habían sido muy pícaros y se reservaron algunos derechos sobre UNIX que no entraban en el acuerdo con SCO. El nuevo grupo propietario comenzaría a crear sus productos como UnixWare y OpenUnix. Y en 2001 SCO revendió el laboratorio a Caldera Software. Por tanto, Caldera comenzó a vender los SCO Unix no libres, continuando con UnixWare y un renovado OpenServer. Eso le reportaba los benéficos que no obtenía con las distribuciones GNU/Linux.

Caldera SCO OpenLinux

En 2002, Caldera pasó a llamarse The SCO Group. Entonces ignoró completamente el desarrollo de distros Linux y comenzaría una dura batalla en los tribunales por la codicia por seguir aumentando sus ingresos. Querían asegurarse de dejar bien atados los derechos de UNIX y la primera damnificada fue Novell. Desde 2003 hasta 2010, ambas lucharían hasta que finalmente Novell ganó aportando pruebas de que sólo vendió a SCO los derechos de uso de UNIX, pero no el copyright del código fuente.

SCO Group no estaba contenta con esto, y demandó y envió cartas a unas 1000 empresas importantes. La mayoría del mundo de la informática, otras, como Daimler Chrysler, de otros sectores. Quería cobrarse los derechos con carácter retroactivo a todas las empresas que en su día compraron licencias UNIX y crearon sus propios sistemas Unix. Por supuesto entre las víctimas también estaría IBM. Pero la acusación a ésta no fue realmente por AIX, sino por su colaboración activa en el desarrollo del kernel Linux.

SCO Group la acusaba de haber cedido código UNIX original a Linux. Así que todas estas empresas comenzaron a defenderse, inclus otras como SUSE, LinuxTag y Red Hat también iniciarían un fuego cruzado contra SCO Group por difamación. Finalmente, el tribunal de Utha concluyó que SCO Group solo compró a Novell el derecho de distribuir licencias UNIX a terceros, pero no la propiedad intelectual. SCO Group había perdido y cesó el interés en seguir con las demandas.

Entre las acusaciones vertidas por SCO Group estaba incluso pruebas diciendo que el fichero de código fuente errno.h de Linux era copiado del original. Linus Torvalds lo negó ante los avisos de SCO Group a las compañías que en 2003 distribuían Linux.

Una vez pasaba la tempestad llegaría la calma y finalmente SCO Group recibió ofertas de compra por parte de grupos como JGD Management y SNCP, pero fueron rechazadas. En 2011, la compañía UnXis compro los derechos de los productos UnixWare y OpenServer al grupo. Un año más tarde, SCO Group entró en bancarrota al tener que pagar una deuda por valor del 95% de sus ventas de productos UNIX a Novell. Eso era un total de 26 millones de dólares, 16 de ellos provenían de las compras que hizo Microsoft y 10 de Sun Microsystems.

Y… ¿te cuento un secreto? Curiosamente Microsoft fue propietaria del 25% de las acciones de SCO por varios años, de hecho, Microsoft había cedido su sistema operativo XENIX a SCO y entre los acuerdos estaba la compra de acciones a cambio de éste. ¿Y qué? Puedes pensar… pues que resulta que existen emails interceptados entre SCO y Microsoft donde se alertaba del gran potencial de Linux, considerándolo una amenaza… Ballmer incluso llegó a decir que Linux era un cáncer.

Algunos expertos dicen que estas UNIX Wars habrían propiciado el florecimiento y expansión de Windows NT, perjudicando a Linux. Lo cierto es que muchos se quedaron por el camino, como ya dije al principio. Por eso, algunos creen que Microsoft estuvo supuestamente detrás de todos estos intereses.

Sí la misma compañía que ahora es miembro Platinum de la Linux Foundation… ¿Cómo cambian las cosas? ¿O quizás no han cambiado? Esto me lo reservo para el siguiente artículo, que creo que va a ser muuuuy interesante.

Isaac

Apasionado de la computación y la tecnología en general. Siempre intentando desaprender para apreHender.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar