OFF-TOPIC: ¿Por qué debes proteger tu privacidad?

Nuevamente aquí estamos con esta serie OFF-TOPIC, no como experto, sino compartiendo mis preocupaciones. Esta vez dedicada al tema de la privacidad e intimidad, que está ahora tan de actualidad debido a algunos escándalos de espionaje y servicios que venden tu información privada a terceros. Lo cierto es que, aunque haya sido recientemente cuando todo esto ha explotado, el tema de la privacidad y la intimidad preocupa desde hace muchos, pero muchos años…

Aunque hace siglos que muchos la defienden, las nuevas tecnologías han puesto en verdadero peligro la privacidad, la intimidad y el anonimato en este mundo «conectado». Vuelvo a repetir, como en algunos artículos anteriores, no se trata de dejar de usar la tecnología. Todo lo contrario, la considero muy necesaria, aunque pueda ser lo contrario en algunos artículos de esta serie OFF-TOPIC. Pero siempre hay que hacerlo con conciencia, responsabilidad y sentido común.

La información es poder. Mientras  más información  tienes de una persona, mayor poder puedes ejercer sobre ella. Esto lo saben muy bien muchos cibercriminales que extorsionan a muchos usuarios (p.e.: sextorsión). Pero también lo saben bien otras empresas y organizaciones…

La importancia de la privacidad e intimidad

No entraré en cuestiones sobre leyes de protección de datos, etc., puesto que no soy un experto en eso, más bien todo lo contrario. Solo intento hacer una reflexión sobre lo que veo, quizás desde mi más absoluta ignorancia, o desde mi locura particular.

Más información – Ley Europea

Ley de protección de datos por países – Mapa mundial

¿Qué es privacidad e intimidad?

La privacidad es todo aquello del ámbito personal de una persona y debe mantenerse confidencial. Según la DRAE es «ámbito de la vida privada que se tiene derecho a proteger de cualquier intromisión«. Dicho así, parece que somos invulnerables, pero en la práctica no es así. Tampoco considero que debe serlo, porque ese derecho a veces tiene conflictos con otros derechos.

Por ejemplo, estoy a favor de que nadie pueda entrometerse en nuestra vida privada, pero sí estoy a favor de que, bajo orden judicial, se pueda investigar a una persona por algún delito. Por ejemplo, un asesino no se puede acoger a esta definición para proteger su privacidad e impedir que puedan investigar el asesinato. Por tanto, debe haber algunas excepciones cuando se habla de la justicia.

Y digo «justicia» no como la organización oficial que juzga y aplicar las leyes, sino como un principio moral. ¿Por qué? Pues muy sencillo, porque esto también puede volverse en contra del pueblo si te encuentras en un estado opresor, una tiranía o con leyes injustas. Permíteme que me explique, puesto que no soy experto en esto y no quiero malentendidos. Por ejemplo, en mi cabeza no entra que se llame Justicia a matar a una mujer por adúltera. En cambio, técnicamente ha sido juzgada por un jurado bajo las leyes legítimas de ese país y condenada a la pena capital por esta «justicia». A lo que voy es que, para que haya justicia, hace falta primero un Estado justo. Si te preguntas ¿Por qué digo esto? Te contesto con otra pregunta: ¿Crees que todas las leyes de datos son justas?

En cuanto a la intimidad, no se debe confundir con privacidad. Se define como «zona espiritual íntima y reservada de una persona o de un grupo, especialmente de una familia.». Lo que sí es cierto es que tanto la privacidad como la intimidad plantean nuevos retos por las amenazas de la informatización y telecomunicaciones de la sociedad actual.

Además, muchas personas, especialmente los nativos digitales que han crecido con estas tecnologías, han perdido la noción de privacidad e intimidad y comparten prácticamente toda su vida a través de las redes, chats, o apps de mensajería instantánea… Y lo peor, muchos inmigrantes digitales, ajenos totalmente a los peligros, también lo hacen sin saber las repercusiones.

Probablemente, muchos olvidan su derecho a la privacidad, su derecho a la intimidad, su derecho al honor, y su derecho a la propia imagen que se han ido al traste en el mundo digital. Es como si al estar en la nube no existiese. La nube o Internet no es algo etéreo, son servidores físicos que almacenan todo, se puede «tocar». De hecho, tan importantes son los datos que existen profesionales exclusivamente dedicados a recopilar información de personas para hacer informes de presencia online, o a eliminarla cuando perjudica a la persona…

Ecpatía social

Vivimos en un mundo donde hay que medir las palabras, donde lo políticamente correcto se ha impuesto: «No digas la palabra M porque eres un Y si lo haces«, «Usando P en vez de M aparentas ser más T», «El término A no es apropiado, es mejor utilizar B«, etc. Una sociedad demasiado vulnerable y susceptible a todo. El problema es que, a veces, esto choca de lleno con la libertad de cada uno y se transforma en una manipulación consentida. Nos guían para saber qué tenemos que pensar sobre un tema o qué tenemos que decir. ¿Es mejor aparentar ser un T falso que un Y? ¿Y nuestra opinión? ¿Es malo pensar diferente? Yo no lo creo…, todo lo contrario.

¿Y el respeto a nosotros mismos? No nos respetamos, sin darnos cuenta nos dejamos pisotear ciertos derechos. Cedemos de forma totalmente naturalizada en ciertos aspectos como el de la intimidad y la privacidad. Quizás deberíamos tener más ecpatía para ciertas facetas y menos para otras. La educación es extremadamente importante para todo esto, esa que está tan desprestigiada y olvidada por los gobiernos… quizás intencionadamente:

más estupidez -> más fáciles de manipular | más vulnerables -> más fáciles de controlar.

¿Por qué deberías protegerla?

El más fuerte no es el que tiene una armadura más poderosa. Los tiempos de los caballeros ya pasaron, en los tiempos de la nube todo es muy diferente. Construye intimidad y obtendrás fuerza interior, blinda tu privacidad y serás fuerte en el exterior.

«El sentido profundo de discreción y de pudor que existe en el fondo de cada ser humano exige la protección de la vida privada. Sin ello no habría libertad: el secreto de la vida privada es uno de los aspectos de la libertad de nuestra existencia.» – Pierre Kayser – La protection de la vie privée – 1984

Sí, si te quitan la privacidad te están robando tu libertad también… Por eso no es algo que se deba tomar a broma o pensar que no va contigo. Esto va con todos. Y a colación de esto, decirte que Marta Peirano tiene una buena charla TED sobre este tema que te invito a ver, puesto que es bastante buena:

Debemos ser conscientes de la sobre-exposición que hacemos, eso que tantas veces me dicen cuando les aviso de ciertos servicios, sistemas o software: «Pero si yo no publico/envío nada malo. ¿Qué más da?» y yo siempre les digo lo mismo: «¿Te gustaría que hubiese una persona 24/7 mirando a través de la ventana de tu casa?«. Y ellos siempre responden «No«, y yo vuelvo a contestar: «¿Por qué? Si tú no haces nada malo«. Y entonces parecen entender…

Y las nuevas tecnologías están haciendo que se pueda explotar toda esa masa de información de una forma muy rápida y sencilla. Me estoy refiriendo al Big Data, que casi se ha transformado en la nueva consciencia colectiva el siglo XXI. Una conciencia cibernética con feedback que es capaz de «saber» lo que todo el mundo piensa y retroalimentar al mundo para que piense o actúe de un modo. Por ejemplo, generando compañas publicitarias acordes con el momento, sabiendo llegar mejor a las masas según las sensibilidades actuales.

Repito, las nuevas tecnologías o el propio Big Data no es ni bueno ni malo. Es como un cuchillo, te puede servir para cortar el pan o para apuñalar a una persona, todo depende del uso. Pero desgraciadamente hay personas que siempre lo usan para cosas poco éticas, es algo intrínseco en el ser humano. Y parece que no queremos aprender o quizás no queramos hacerlo…

Richard Stallman dijo una vez: «Los smartphones son el sueño de Stalin, herramientas del Gran Hermano.«. Y, desgraciadamente, no solo los móviles… ¿Cómo cambiar eso? Ya lo he comentado en otras ocasiones, tenemos más poder del que tú crees. ¿Crees que a la industria del automóvil le preocupa el medioambiente? La respuesta es que la trae al pairo, hablando claro. ¿Entonces? ¿Por qué crees que fabrican coches verdes? Porque hay gente concienciada y por tanto lo verde vende.

Ellos te van a dar lo que buscas, se llama marketing. Necesitan tu dinero. Por tanto, si la gente se conciencia sobre todos estos temas importantes: medioambiente, feminismo, privacidad/seguridad, etc., entonces ellos también cambiarán forzosamente… Así entiendo yo que funciona el juego. No se trata de volver a hacer señales de humo, se trata de crear conciencia y te venderán lo que buscas.

Reflexiona

Tras esto, pregúntate por qué tantos servicios te piden tus datos, cuál es la función de algunas redes sociales, por qué una app necesita tantos permisos ilógicos para la utilidad que tiene, o qué es lo que está pasando ahora. Yo no soy quién para decirte lo que tienes que pensar

Isaac

Apasionado de la computación y la tecnología en general. Siempre intentando desaprender para apreHender.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar