OFF-TOPIC: la nube apesta

La nube ha traído grandes progresos antes impensables. Quiero dejar claro que no estoy en contra de los servicios cloud, no es eso. Pero sí que algunos servicios están mejor en «la tierra» y no en «las nubes». Ahora entenderás el por qué digo esto. Y todo el contenido de este artículo es una simple opinión personal que viene después de leer hace unos años algunas cosas sobre el futuro de los sistemas operativos que me horrorizó…

En este nuevo artículo de la serie off-topic pretendo plasmar más que nada un miedo que tengo sobre eso que llaman nube. Mientras solo sea nube no pasa nada pero lo malo es que, tal como funciona la sociedad, las empresas y gobiernos actuales, es probable que la transformen en un tornado que se termine llevando todos nuestros privilegios, nuestra privacidad, etc. De hecho, ya está ocurriendo. Me explico…

Antecedentes

Cloud Computing (señal)

Hace un tiempo leí algunos artículos sobre el nuevo modelo de Microsoft. Uno de sus desarrolladores insinuó que Windows 10 sería el último sistema operativo de la empresa. Al estar un poco desconectado del universo MS no sabía bien a qué se refería, luego vi que parece que Windows 10 es ahora una especie de rolling release que se actualiza progresivamente en vez de lanzar nuevas versiones de sistemas operativos.

En esa época me pregunté si Microsoft, y otras compañías, no estarían pensando en hacer algo similar a eyeOS, y crear un sistema operativo como servicio de la nube para que nuestras máquinas sean solo meros clientes. De hecho, Google ha creado Chrome OS, que no es exactamente así, pero está fuertemente ligado con la nube. Creo que existe también un Windows 10 Cloud o tal vez sean rumores…

Más recientemente, vi que Microsoft ha creado algo así como Windows Core OS, lo que yo entendí al leer el artículo es que era una simplificación de Windows 10, una base modular para adaptarlo fácilmente a todas las plataformas simplemente cambiando el shell: para ordenadores, dispositivos móviles, videoconsolas, etc. Un pasito más hacia la convergencia y un pasito más hacia la centralización. Un pasito más cerca del tornado…

Entonces le pregunté a Miguel Ángel Díaz de Red Hat sobre los planes de futuro de la compañía, actualmente en fase de absorción por parte de IBM. Él me habló de la importancia de la nube y otras tecnologías emergentes y, aunque no me confirmó el roadmap de RHEL, como es evidente por otro lado, sí que me dijo cosas interesantes.

Me vino a decir que no necesariamente los dispositivos serían simples clientes, pero sí que están observando un modelo de computación distribuida mas flexible. Cada vez más recursos se consumen desde el centro de datos y la nube, y cada vez menos se localizan en el borde o cerca del borde. Esa flexibilidad de la que me hablaba, poco a poco se va inclinando peligrosamente hacia la nube.

Para los lectores que no conozcan qué es eso de la nube (Cloud Computing), el borde (Edge Computing), e incluso la niebla (Fog Computing), decir de forma simple que te debes imaginar la computación como una pirámide. En la base estaría ese borde, es decir, todos los dispositivos conectados que tenemos (tablets, smartphones, PCs, altavoces inteligentes, smartTVs, dispositivos IoT, wearables, vehículos conectados, etc.). Y en la cúspide estaría la nube, grandes centros de datos con máquinas servidores enormes donde se localiza eso que llamamos Internet. En el caso de la niebla estaría en medio de la pirámide, entre la nube y el borde. Permite procesar datos de los dispositivos del borde de una forma más cercana. Estos nodos están más cerca del cliente, pueden procesar la información casi en tiempo real en vez de enviarla a grandes distancias donde se localizan los centros de datos…

Repito, no estoy en contra de la nube, ni la convergencia. Considero los servicios super prácticos y que nos pueden permitir hacer cosas antes insospechadas. Pero solo intento delimitar dónde estaría el límite para mi…Y cómo entiendo que sería un uso responsable de estas tecnologías.

El sistema operativo del futuro

nube servicios (cliente-servidor)

Cuando analizas otros artículos sobre el sistema operativo del futuro, ves que es un sistema operativo muy marcado por la IA, por sistemas biométricos que son capaces hasta de analizar nuestro estado de animo, nuestra huellas digitales, nuestro iris,… Ya tenemos también wearables, como esas pulseritas que monitorizan nuestro sueño, calorías, pulsaciones, y otras constantes vitales. Al fin y al cabo datos sobre nuestra salud que pueden ser reportados a terceros…

¿Sabías que hay marcapasos y bombas de insulina, y otros dispositivos sanitarios conectados? Ni me imagino qué podría hacerse con malas intenciones si tienen vulnerabilidades… A veces creo que nos pasamos de listos.

Por otro lado está el IoT, sí muy chulo pero, en vez de tener un par de dispositivos recolectando información en nuestros hogares, tendremos decenas e incluso los juguetes de los niños. ¡Fantástico! (modo irónico) Todo eso con las capacidades del big data, y el movimiento hacia la nube me parecen un poco una película de terror…

Hace un tiempo pude leer un artículo de un experto que hablaba de cómo serían los sistemas operativos del futuro. Perdón que no cite la fuente, porque sinceramente no la recuerdo. Pero venía a decir que el sistema operativo como lo entendemos ahora dejará de ser así, que los recursos se centralizarán en la nube. Y tus dispositivos serían simples clientes de almacenamiento de caché y representación.

El experto también decía que el OS del futuro ya no «hablaría» de archivos, carpetas, escritorios, apps, redes o servicios webs, sino que sería algo más dinámico e inteligente. Trataría los recursos, las empresas (por ejemplo, fuentes o proveedores de servicios como bancos, eventos, etc.), y los usuarios de forma distribuida. Te ofrecerá lo que necesitas… o lo que él quiere que necesites… Y aquí es donde se me viene a la mente otra frase de una charla TED, siento no recordar la fuente tampoco en este caso, donde el locutor decía algo así como: «En un mundo donde todo es smart, me pregunto si algo realmente es smart«.

En este caso sí recuerdo la fuente, y era de Nick Parker, un ejecutivo de Microsoft, que habló sobre el sistema operativo del futuro y por lo que comentó se parecía bastante a lo que yo intuyo, se parece bastante a lo que es Chrome OS con algunas diferencias, con una fuerte integración con sistemas de inteligencia artificial que sepan qué quiere hacer el usuario para dárselo. En ese caso me pregunto quién está por encima de quién, el sistema operativo por encima de mi o yo por encima de él ¿? Filosofía anti-hacker total… Tú no controlas a la máquina.

máquina ordena a humano

Conclusión, tu PC, móvil, tableta, etc., será como lo que conocemos como una terminal tonta (dumb terminal), un montón de periféricos de entrada y salida. Un monitor donde ver y unos mandos con los que interactuar. Bueno…de hecho ya lo estamos viendo en muchos casos. Sin ir más lejos con Google Stadia y su sistema de videojuegos por streaming…. ¿Dónde se ejecuta el videojuego? ¿Qué control tienes sobre él?

¿A qué huelen las nubes?

centro de datos y administrador

Pues las nubes huelen a plástico, a PCBs recalentadas y, a veces, tienen un sonido bastante insoportable, con unos flujos de aire frío o caliente, en función del pasillo en el que te metas… (los que han estado dentro de un data center lo entenderán). Quizás alguna gente no sea muy consciente de qué es eso de la nube que parece algo intangible, algo etéreo. Pero no, señor@s, son equipos informáticos en manos de grandes empresas y tus datos residen allí, en grandes servidores.

Le estás dando permiso a otros para acceder a ellos cuando aceptas los términos o acuerdos de licencia de los servicios, y si supieras lo complicado que es eliminar esos datos… Creo que no es para tomárselo a broma. A veces le comento a gente de mi entorno cosas sobre ciertos servicios que usan y siempre me dicen: «Pero si yo no pongo nada malo«.

¡A ver! ¡Que los que están vigilando no son policías o guardias civiles! Son precisamente ellos los que tienen más complicado el acceso a los datos de los usuarios, puesto que deberían tener una orden judicial. Son algunas empresas, ciberdelincuentes, y ciertos gobiernos los que a veces vulneran tus derechos de privacidad para acceder a esos datos, sin orden judicial, y en muchas ocasiones los venden, sí, trafican con tus datos y ganan ingentes cantidades de dinero con eso.

Los cuerpos de seguridad como la policía y la guardia civil lo tienen bastante más crudo para acceder a tus datos que las grandes corporaciones. ¡No comments!

Además, sin molestias, tú mismo eres el encargado de darle tus datos en bandeja… Les dices qué sueles hacer en tu tiempo de ocio, qué te gusta (likes), qué no te gusta, dónde estás (ubicación), qué compras, a dónde irás, qué páginas visitas (cookies), datos sobre tu software/hardware (metadatos), datos biométricos, tu ideología política, creencias religiosas, condición sexual,…

¿Te crees que yo uso ciertos servicios para escribir cosas malas? Pues no… no soy un delincuente para estar atemorizado por lo que escribo… Mi preocupación es otra. ¡Se trata del derecho a la privacidad! ¡Mi intimidad! Ante esa frase típica que me dicen, siempre les suelo contestar algo: «¿Dejarías que una o varias personas estuviesen constantemente 24/7/365 mirando a través de tu ventana lo que ocurre dentro de tu casa?» Siempre me contestan rotundamente: «¡No!«. Y yo les vuelvo a lanzar su frase: «¿Por qué? Si tu no haces nada malo«. Entonces ya parecen entenderme

Tienen muy claro su derecho a la intimidad en su mundo real, pero la pierden en el mundo digital/virtual…

Se necesita una legislación fuerte y universal, porque si en Europa se respeta y en otros países se hace caso omiso…de qué sirve si la mayor parte de esos centros de datos y empresas están en territorio extraeuropeo. Esas leyes se deben hacer respetar para delimitar el uso de nuestros datos privados de forma poco responsable. Hemos visto algunos casos mediáticos sobre algunos que se han sentado en el banquillo de los acusados en juicios (véase Facebook), pero es algo que se ha venido haciendo durante años, y que se continúa haciendo.

Conclusión

Ahora que sabes el por qué escribo este artículo, vuelvo al tema de los sistemas operativos y explicar el por qué del título. Y es que, si ya de por sí no tenemos demasiado control usando ciertos servicios, imagina si nos quitan también el control de los sistemas operativos. Imagina si no se ejecutan en local y se convierten en servicios a los que accedemos, es decir, se ejecutan en esa nube, en esas máquinas remotas… ¿Entonces qué control te queda?

Hasta ahora son las propias empresas las que se autoregulan. ¿De qué sirve vivir en un país dentro del territorio de Europa con leyes más garantistas si son otros los que te roban tu intimidad fuera del continente? Tener acuerdos y leyes a nivel global para garantizar la privacidad y seguridad de los sistemas es como esperar a que los actuales políticos hagan algo por evitar el cambio climático o por garantizar el futuro de las pensiones… esperara sentado cobrando una pensión de 500€, que quizás con un poco de suerte el aire que respiras acabará contigo pronto o tal vez tu ciudad se transforme en la nueva Atlántida con el deshielo. Perdón por esta ironía algo pesimista, pero cada vez soy más consciente de que o hacemos nosotros mismo algo, o no habrá futuro si esperamos a que ellos lo hagan.

Con tanta nube y tanta niebla, espero que nos deje ver para no tropezar dos veces en el mismo borde, nunca mejor dicho. ¡Pongamos límites! Las empresas quieren beneficios, no crearán algo que no les reporte beneficios. Y los beneficios provienen de nosotros… Esto es como el negocio con los animales salvajes, si no los compras, no irán a capturarlos. Espero que podamos seguir con los pies en la tierra y no se nos vaya la cabeza a las nubes… ¡Con lo agustito que se está en localhost! Si ya lo dice el dicho: Como en localhost en ningún lado. 😉

Isaac

Apasionado de la computación y la tecnología en general. Siempre intentando desaprender para apreHender.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar