OFF-TOPIC: había una vez…

Creo que si leéis este blog frecuentemente ya sabréis que los artículos de la serie off-topic están dedicados a concienciar y/o ayudar. Aunque el blog esté dedicado principalmente a la tecnología, creo que es importante esta otra faceta. En este concretamente espero despertar en ti algo, especialmente para los que estéis un poco desanimados o no encontréis vuestra inspiración.

Casi todo tiene solución en esta vida, y casi todo se puede conseguir. Incluso en las enfermedades, nuestra actitud y fuerza de voluntad representan un alto porcentaje de la curación. Y tus sueños pueden ser una buena fuente de energía para salir de donde estés metido…

No importa cómo sea tu vida…

Vengo de una familia humilde, pero muy trabajadora y luchadora. Mi infancia fue bastante feliz hasta que se complicó un poco a partir de los 11 o 12 años, hasta los 20 que mi salud y mi cuerpo dijo basta y se inició otra era bastante complicada para mi.

En clase, cuando preguntaban «¿Tú qué quieres ser de mayor?» Recuerdo la cara rara de otros niños cuando respondía a esa pregunta, puesto que no era la típica respuesta «Futbolista«, «Famoso«, … mi respuesta era siempre «Astrónomo«. Me encantaba todo lo que estaba relacionado con la ciencia y la tecnología.

Conforme fui creciendo, comencé a cambiar de idea. Pensaba que la profesión de astrónomo quizás no era para mi, porque no es tan sencillo encontrar puestos de eso. Quizás tendría que buscar algo más común, algo en lo que colocarme cerca de las personas que yo más quería sin tenerme que ir lejos. Entonces, con 11 o 12 años pensé que tal vez lo mejor era ser veterinario, ya que une dos de mis pasiones: ciencia y naturaleza.

Con esa idea me mantuve hasta que tras el primer trimestre de 4º de la ESO, el día 8 de enero de 2001, mi primer PC (me lo regalaron mis padres en 1998, cuando tenía 11 años) se estropeó. Hasta esa fecha lo usaba simplemente para realizar trabajos del instituto y jugar a algunos videojuegos. Pero a veces, solo echas de menos las cosas cuando no las tienes. Típico, ¿verdad? Otra lección de vida. Y tuve la suerte, sí la suerte, porque de lo contrario no hubiera descubierto lo que descubrí, de llevarlo a reparar a un incompetente…

A veces encuentras las sorpresas cuando menos las esperas y en el último lugar donde imaginarías encontrarlas.

Cuando llevé el equipo a reparar a una nueva tienda llamada Pixel, el técnico cada semana me daba largas: «Tengo mucho trabajo, pásate la semana que viene«… y así hasta una semana después de Semana Santa de ese año. Cuando mi paciencia dijo basta y decidí llevármelo de allí a la competencia donde me dieron una solución rápida.

Por cierto, mi torre había quedado en un estado lamentable. La nueva placa base que le había instalado era más grande y tuvo que cortarle con una radial el fondo de abajo para que sobresaliera un poco entre la base y las cuatro topes que apoyaban en la mesa. Además, las unidades ópticas no entraban en las bahías de 5,25″ hasta el fondo, porque el nuevo disipador de la CPU estaba más adelantado y chocaban…

Unos días más tarde me enteré que estaba tratando de engañarme con las piezas. Me había comentado unas y había montado otras. Todo esto lo conocí a través de otra persona que era la que me asesoraba en aquella época. Porque yo no tenía ni idea. Lo cierto es que todo eso me dejó tan indignado que comencé a estudiar lo básico para poder reparar mi equipo en el futuro y que no volviese a ocurrir lo mismo.

Et voilà! El destino o casualidad me hizo que descubriera lo que realmente me apasionaba. La microelectrónica. Hasta tal punto que dirigí mis estudios a ella. Y nuevamente otra coincidencia hizo que estuviera en el momento adecuado y en el estado adecuado para ver en Canal Historia un documental que me terminó de cautivar:

Y mi madre, que siempre ha estado a mi lado luchando y apoyándome, recuerdo que llegó un día a casa con una revista de informática (PC Today). Un pequeño gran detalle que fue el primero de muchos. Y nuevamente el universo, destino, casualidad, o como quiera que lo llames, hizo que en una de ellas viniera un CD con SUSE 9.1 Professional de regalo.

Instalé el sistema operativo en mi PC y quedé enamorado de aquello. Hoy Linux es mi fuente de ingresos número 1. Mi pasión por el hardware y Linux se había forjado. Y una noche de verano vi en TVE otro documental que me terminó de inspirar:

No voy a entrar en detalles íntimos de qué me ha ocurrido o dejado de ocurrir, porque ni quiero dar pena ni exponer mi intimidad, solo te intento tratar lo más superficial para que veas que no importa cómo sea tu vida, de qué familia provienes o qué recursos tienes. Tampoco importa los bandazos o vueltas que des hasta comenzar a recorrer el camino adecuado. Pero cuando lo hagas, asegúrate de que es el correcto…

¿Cuál es tu objetivo?

Busca tu sueño, sea cual sea, y lucha por él. Por lejano, complicado o absurdo que te parezca, debes luchar por él si eso es lo que realmente te apasiona. ¿Sabes? Me han cerrado mil millones de puertas, pero gracias a que he llamado a cada una de ellas se han abierto un 0,01%. Te parecerá poco, pero esas que se han abierto han sido muy importantes para mi y si echo la vista atrás, seguramente no imaginaría que esas puertas se hubieran abierto para mi.

«De  todas formas tienes que pensar. Entonces, ¿por qué no pensar en grande?«

Mi madre siempre me dice que nunca de un paso atrás, ni siquiera para coger impulso. Siempre me ha animado a seguir tocando en las puertas. Ella dice que el no ya lo tengo, por tanto no tengo nada que perder, pero sí mucho que ganar si alguna se abre… Y eso junto a algo que he ido aprendiendo en el camino creo que son claves. Eso que he aprendido es que para soñar tienes que hacerlo por todo lo alto, no vale con soñar de forma humilde.

Seneca - frase célebre superación

Actúa humildemente, pero sueña en grande. Lo que quiero decir es que, por ejemplo, si te gusta la microelectrónica como a mi, primero debes llamar a la puerta de los grandes: Intel, Samsung, AMD, IBM, NVIDIA,… no llames primero a la pequeña empresa de tu barrio, porque tal vez te abran la puerta y entrarás, te acomodarás y olvidarás tu sueño.

Debes saber que lo más probable es que ni Intel, ni Samsung, ni AMD, ni NVIDIA, ni otros te abran la puerta. Pero tal vez la puerta número 57 sí que se abra. Esa empresa quizá sea Ericsson AB, que no es del Top10 y tal vez el puesto para ti no era el esperado, pero seguramente sea mucho mejor que la de tu barrio. ¿No? Ya sabes, el no ya lo tienes. Pero… ¿y si dicen que sí? Además, tienes siempre la tranquilidad que si no funciona nada, siempre te quedará la de tu barrio…

¡A por él!

Conseguido

A veces perdemos demasiada energía en PRE-ocuparnos de las cosas en vez de ocuparnos de hacer algo para salir del pozo o conseguir nuestros sueños. A veces malgastamos energía en enfados, discusiones o tonterías que cuando nos llega un palo de los grandes en la vida nos damos cuenta de lo estúpidos que hemos sido y la poca importancia que tenían esas cosas. A veces dejamos que la opinión de las personas nos limite o nos dañe.

«Un hombre que sufre antes de que sea necesario, sufre más de lo necesario.» Séneca

«Mi vida estuvo llena de desgracias, muchas de las cuales jamás sucedieron.» Descartes

Nada de eso debería distraerte o restarte energía para lo que de verdad importa. Lucha por tus sueños, por el amor, por salir de una situación complicada, o por lo que más necesites en tu vida ahora mismo. ¿Cuál es tu sueño? ¡Lucha! Ninguna de mis complicaciones, por jodidas que sean, me han arrebatado un solo día de soñar despierto. A veces los sueños se hacen realidad. Nada debería desviarte de recorrer el camino que has elegido.

A veces el camino parece demasiado cuesta arriba, pero la esperanza es lo último que se pierde. Si la pierdes tal vez no descubras que, cuanto más cansado y sediento estás,  6 km más allá hay una gran cuesta abajo con agua para saciar tu sed. Y unos metros más allá la meta…

Frase de Muhammad ALi
Frase de Muhammad Ali

Un profesor me dijo una vez que cuando miras el muro desde muy cerca parece muy alto para saltarlo, pero si lo miras desde una perspectiva más lejana parecerá más pequeño. Tú también eres tu propio enemigo, a veces no tienen que venir impulsos negativos del exterior, nosotros mismos nos encargamos de limitarnos.

¡Tú puedes hacer lo que te propongas! Ten fé. Siempre debes sembrar semillas para que crezca eso que quieres. No todas las semillas germinan, pero alguna brotará… Quizás seas el próximo Linus Torvalds, el nuevo Jim Keller europeo o tal vez John Hennessy o David Patterson español, un hacker como Jann Horn, e incluso cualquier otra cosa que no tiene que ver con la computación.

esfuerzo + actitud adecuada + resiliencia + dedicación =  ___________

Isaac

Apasionado de la computación y la tecnología en general. Siempre intentando desaprender para apreHender.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar