Marketing, el arte del engaño: ¿te dejas engañar? – Parte 2/2

Siguiente parte del artículo que dejé a medias. En esta ocasión sigo con dos importantes estrategias que tienes que tener presente para que no te engañen más. Sé que son fechas de comprar mucho, de despilfarrar dinero aquel que se lo pueda permitir. Y no estoy intentando que no compres, simplemente darte algunos detalles que tal vez no conocías para que puedas comprar de forma más inteligente y ahorrar unos euros…

En el artículo anterior me centré en las diferencias entre fabricantes y distribuidores, para que puedas ver que muchos productos de marcas muy diversas pueden ser iguales y estar fabricados por el mismo fabricante, e incluso que modelos diferentes dentro de una misma marca distribuidora puede estar creada en factorías con calidades muy dispersas. Es decir, el nombre de una empresa o marca no siempre es sinónimo de calidad. Y ahora vamos un poco más allá y veremos algunas estrategias como el rebranding y la patente de marcas registradas que queda muy cool para venderte algo normal pero que parezca que te están vendiendo tecnología de la NASA…

Rebranding o refritos

rebrand logo o remarcado

Otra de las estrategias que cada vez se hace más es la rebranding o remarcado, a eso que también se llaman refritos. Es decir, productos que «remarcan» y los venden como si fuesen totalmente nuevos. Por ejemplo, algunas de las CPUs y GPUs actuales son refritos. Se hacen revisiones pero no son microarquitecturas totalmente nuevas, pero las venden como productos totalmente novedosos. Por ejemplo, Sandy Bridge de Intel sí que supuso un salto importante, pero otras microarquitecturas simplemente se les cambia el nodo de fabricación y poco más.

Por ejemplo, Skylake fue un importante paso también en CPUs intel, pero luego se sacó Kaby Lake que simplemente se le hizo unos retoques para obtener más rendimiento, pero se vendieron las CPUs como algo totalmente nuevo. Luego vendría Coffe Lake, que refinaría el proceso de 14nm de las dos anteriores (14nm+), pero seguía estando basada en Skylake. Y eso sin contar con las versiones de estas microarquitecturas para HPC y dispositivos móviles.

También ocurre en otros muchos productos, como las GPUs de NVIDIA y de AMD. Por ejemplo, AMD Radeon RX 200 fue un refrito de las AMD Radeon HD XXXX Series. A su vez, las Radeon RX 300 fueron un refrito de las RX 200, las RX 500 refritos de RX 400, etc.

Contra esto poco podemos hacer, simplemente esperar al momento adecuado cuando se lance un salto que sea realmente interesante para lo que buscamos.

Por cierto, también es importante el tema de GPUs, CPUs y otros productos capados. Algunos productos no son más que un producto de gama alta que capan (para quitarle algunas prestaciones, tecnologías, o reducir los recursos) y te lo remarcan y venden como uno de gama más baja. De hecho, se mostraban algunos tutoriales en Internet tutoriales para liberar esas capacidades capadas de algunos productos soldando ciertos pines, etc., aunque los fabricantes se han dado cuenta y cada vez lo ponen más complicado para que compres el producto más caro si quieres obtener esas prestaciones.

Derivado de esa estrategia es la de vender los chips defectuosos remarcados o para otros fines. Por ejemplo, los STI Cell que no tenían las 8 unidades de procesamiento funcionales se usaban para la Sony PlayStation, mientras que los que tenían todas sus unidades funcionales los usaban para otras aplicaciones de alto rendimiento, militares, etc.

Intel y AMD también hacen algo similar. Con el incremento de los cores o núcleos por die no es tan fácil conseguir un alto Yield en el wafer, es decir, en palabras simples, el rendimiento o cantidad de dices 100% funcionales será menor que cuando se fabricaban chips con un solo núcleo. ¿Qué se hace con esos dados que solo les funciona 2 de sus núcleos, o 4 de ellos, etc? Pues no se desperdician. Por eso AMD ha resucitado a su marca Athlon e Intel hizo lo mismo con Pentium y Celeron. Así pueden vender todos esos chips que no están bien al 100% con ciertos núcleos, partes de la cache, o tecnologías capadas a precios menores.

Algo así también pasa con esos chips «pata negra» que son 100% funcionales y que además pueden funcionar a la máxima frecuencia de reloj de forma estable. Ya sabes que todo un wafer (200 o 300 chips) se fabrican igual para funcionar a, por ejemplo, 5Ghz. Pero tras la fabricación, algunos de esos cientos no funcionarán en absoluto y se desechan, otros funcionarán parcialmente y se remarcan bajo esas otras marcas low-cost o gamas medias y bajas. Pero todos los chips del wafer se ponen por seguridad a la menor de las frecuencias a las que funcionan de forma estable. Si tienes la suerte de que te toque uno de los buenos, podrás hacer overclocking hasta esos 5Ghz sin que haya problemas de inestabilidad. Y eso lo saben los fabricantes, por lo que suelen seleccionarlos y venderlos como ediciones especiales para entusiastas. ¿Te suenan las famosas Black Box? Pues eso…

Oh Yeah™®©

marketing

Y por último, otra de las estrategias que más han estado explotando los fabricantes o diseñadores de productos es la de registrar marcas a diestro y siniestro para que parezca que sus productos son «la leche», pero que tienen lo que otros muchos tienen. No te deberías guiar por esas marcas registradas que parecen muy cool, pero que básicamente no aportan nada nuevo. Te pongo algunos ejemplos:

  • Intel HyperThreading o HT es una marca registrada de Intel. Lo que realmente esconde esa marca es un SMT (Simultaneous MultiThreaindg), una implementación que permite que un solo núcleo pueda procesar en paralelo dos o más threads o hebras de forma simultánea. Tal ha sido su impacto, que incluso muchos expertos creen que HT es algo diferente a SMT, y no lo es… Otros como AMD, IBM en sus POWER, etc., no se han molestado en patentar la marca, pero tienen sus propias implementaciones de SMT que funcionan igual o mejor que la HyperThreading de Intel.
  • Más ejemplos, pues no me tengo ni que salir del ámbito de las CPUs. Si sabes algo de ACPI y de la gestión de energía, los famosos T-States, C-States, P-States, etc., entenderás lo que intento decir. Por ejemplo, el escalado de frecuencia dinámico es algo que lo hacen muchos microprocesadores. Pero Intel y AMD en su intensa lucha se han preocupado de «distinguirse» patentando marcas como Intel SpeedStep, AMD Cool’n’Quiet / PowerNow!, etc. Todas ellas hacen referencia a implementaciones de escalado de frecuencia dinámico o CPU Throttling. Si no recuerdo mal VIA Technologies lo llamaba LongHaul y Transmeta lo denominaba LongRun, así que incluso los pequeños luchaban por patentar marcas para hacerse su hueco… Incluso en las GPUs puedes ver marcas como AMD PowerTune o ZeroCorePower para este escalado. También para extraer más frecuencia en momentos donde se demanda más rendimiento han generado marcas patentadas como Intel TurboBoost e AMD TurboCore.

Pero, repito, que no te engañen, es lo mismo. De ahí el subtítulo de este aparatado, hablando en plata, no creas que por pagar más y tener un Intel Core i9 con HyperThreading, TurboBoost, SmartCache, Enhanced SpeedStep, y demás marquitas patentadas es muy diferente a tener un chip cualquiera con Multithreading real (¡ojo! no temporal), capacidad para elevar su frecuencia más allá de la nominal, throttling y una memorria cache con alguna que otra mejora…

Isaac

Apasionado de la computación y la tecnología en general. Siempre intentando desaprender para apreHender.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar